El cumplimiento de César Duarte

0
85

 

 

Tal proyecto es el resultado de un prolongado, minucioso y consensado proceso basado en análisis técnicos –jurídicos y actuariales- y acuerdos políticos, que desde tiempo atrás vinieron ejecutando el gobernador Duarte y el director González Tachiquín apoyados en un despacho de consultoría especializado en la materia, y con la participación de los dirigentes de 17 sindicatos de trabajadores derechohabientes, para encontrar el modo de salvar la compleja situación que asfixiaba financieramente a Pensiones Civiles del Estado de Chihuahua. Gracias a esta plausible iniciativa treinta mil ochocientos empleados del Gobierno del Estado que antes carecían de prestaciones de seguridad social podrán gozar de estabilidad laboral, servicio médico y un fondo de ahorro para la obtención de una jubilación o pensión que les garantice un retiro digno.

El logro alcanzado por el gobernador Duarte mediante la colaboración de Marcelo González Tachiquín no es cosa menor, si se tiene en cuenta que hoy México enfrenta la bancarrota de todos sus sistemas de pensiones federales y locales, lo cual constituye una seria amenaza para la estabilidad económica nacional, que de no atenderse en el corto plazo terminará por generar dentro de pocos años una profunda crisis económica igual a la sufrida en fechas recientes por países europeos como Grecia, España o Italia.

La hombrada hecha por el gobernador Duarte -a quien un día después de la aprobación de la reforma por el Congreso local, la apreciada editorialista y maestra jubilada Norma Gutiérrez describiera como “un hombre decidido, que sabe atreverse a hacer las cosas”, constituye un parteaguas en la historia de las instituciones gubernamentales de Chihuahua, por el significativo impacto y la honda trascendencia que esta reforma al sistema de pensiones habrá de tener, tanto en el funcionamiento de las entidades de la administración pública del estado, como en la seguridad social y económica de miles de empleados públicos y sus familias. Lo conseguido con dicha reforma no es una minucia, pues el nuevo esquema de aportaciones establecido en la actual ley de pensiones permitió abatir un pasivo actuarial de 130 mil millones de pesos -que en muy corto plazo hubiera colapsado al presupuesto del estado-, así como garantizar la sustentabilidad del fondo de pensiones y jubilaciones durante los próximos 110 años. No es exagerado afirmar que el vanguardista paso dado por César Duarte al reestructurar el andamiaje financiero del sistema estatal pensiones, coloca a Chihuahua como la primera entidad federativa del país que logra resolver de fondo la sustentabilidad financiera de su sistema jubilatorio; con lo que además se sientan las bases para la futura instauración de un verdadero servicio civil de carrera.

Son varias las repercusiones que se desprenden de la relevante reforma promovida por el Titular del Poder Ejecutivo del Estado de Chihuahua:

Desde el punto de vista político, el acierto del mandatario chihuahuense no solo lo posiciona ante la opinión pública local, sino que lo sitúa como ejemplo ante la clase política nacional, al ser Chihuahua la primera y única entidad del país que logra rescatar de la quiebra a su sistema de pensiones, así como asegurar su viabilidad a largo plazo –durante un siglo-. El mismo día de la reciente visita efectuada por el Presidente Enrique Peña Nieto al municipio de Ojinaga, el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, reconoció públicamente la labor hecha por el gobernador César Duarte al adecuar el sistema chihuahuense de pensiones a través de la reforma que hoy es un paradigma en la república.

Por lo que respecta al aspecto económico, la exitosa iniciativa también tiene notable mérito, pues su implementación dará por resultado un círculo virtuoso que permitirá generar una considerable derrama económica a favor de los empleados gubernamentales que en los años por venir se jubilen o pensionen, así como un gran ahorro presupuestal que obtendrá el gobierno al dejar de subsidiar la carga pensionaria, cuyo monto actual por año es superior a dos mil seiscientos millones de pesos; lo cual incidirá en un mayor impulso a la economía chihuahuense, derivado del incremento de la capacidad financiera gubernamental para la realización de inversiones, así como del aumento del consumo de bienes y servicios de los pensionados.  

Las evidentes implicaciones que la reforma tiene en el plano jurídico y social son quizá la más importante conquista de esta, en virtud de la certidumbre legal, económica y de seguridad social que el nuevo sistema ofrecerá a miles de servidores públicos y sus familiares dependientes. Sin embargo, en los ámbitos financiero, administrativo e institucional también resulta innegable la valiosa contribución de la reforma, cuya entrada en vigor implicará un reordenamiento administrativo de los fondos de ahorro y previsión operados por Pensiones Civiles del Estado de Chihuahua, que proyectará a dicho organismo hacia una real consolidación financiera e institucional.

Es pertinente felicitar al gobernador Duarte y al doctor González Tachiquín por la sensibilidad, inteligencia y responsabilidad con la que llevaron a feliz término esta histórica iniciativa, de la que hoy se habla en todo el territorio nacional. De igual modo es oportuno recordar que mediante la reforma al sistema de pensiones de Chihuahua, el gobernador César Duarte no solo ha cumplido con creces el compromiso político que contrajo con miles de trabajadores públicos durante su campaña por la gubernatura, sino que además ha demostrado que en su credo político personal lo prometido es deuda.                 

carlosjaramillovela@yahoo.com.mx

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here