De Chihuahua a Chile

0
30

[A Soco y a mi pecosita]

 

“Vámonos con Pancho Villa”…, qué mejor arenga esgrimida: solía escucharla hace casi cinco décadas en mi natal, ‘La Santa Rosalía de Camargo’.

Para todo norteño, y más siendo chihuahuense, era y sigue siendo una catarsis, sensación intrínseca de duelo y sanación por nuestro fracaso en tierras del Bajío, cuando esa pléyade de guerreros tenía todo para ganar.

No atendió el consejo de Felipe Ángeles, y así nos fue.

—Te lo dije…, obtuso, terco, endemoniado.

—Deja que ellos vengan: el territorio y la fuerza son nuestros.

De entonces a la fecha, Chihuahua da tumbos.

Lentos, obnubilados, decadentes (ni siquiera esto), pero líderes van y vienen sin dejar marca trascendida.

Bien a bien, Chihuahua no sabe cómo moverse, a dónde dirigirse. No está arraigado un consenso que oriente, porque tampoco han inquirido; porque sus cuestionamientos —ausentes— impiden disquisiciones y atrevimiento: las críticas (ellos, suponen), son mero parloteo. Léanse en la prensa; escúchense en la radio y TV (inexistentes)… Por cierto, ¿periódicos? ¿Ustedes conocen alguno que se publica aquí, que trasciende Jiménez o Ciudad Juárez?

Te lo dije: I+D es la fórmula, asociada a la formación de capital humano. Te lo dije: desarrolla el potencial de tu gente; invierte en infraestructura científica y tecnológica; endéudate, de ser necesario, para hacer atractiva tus ciudades, que están muy feas; dale aliento a los niños y juventud, no para que mañana obtengas votos…, es por el futuro de Chihuahua…, que en uno de sus sueños intrépidos El Centauro avizoró, él sin estudios, iletrado, pero con estirpe de futuro.

Lee lo que el líder de la nación está provocando: inversiones con Brasil, Chile y toda Latinoamérica; aseguramiento de la salud social, con Colombia, no exenta de otras cooperaciones. Prevé lo que en breve firmará el Estado mexicano: un ambicioso proyecto de comercio desde el Sur americano hacia el Pacífico asiático.

Oriéntate, “no pierdas El Norte” (no te nortees); aunque que en sentido estricto El Norte ahora es El Sur. Pon a dos de tus chamacos a leer; no compres asesorías baratas; chihuahuenses inteligentes hay de sobra; cualificaciones están ahí desperdiciadas; métele lana: de todo lo que exprimes de la minería, canaliza una fracción sustancial a educación, ciencia y tecnología. Chihuahua es un estado con grave atraso en estas ramas esenciales para su futuro.

Hazme caso, por Dios…

Chihuahua, Chih., septiembre 21, 2012.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here