V CUMBRE DE VALORES EN CHIHUAHUA

0
109

Expositores de talla internacional, que han compartido buenas prácticas que han funcionado en sus respectivos países sobre el tema de legalidad, incluyendo paneles con preguntas y respuestas, permitieron que los asistentes, mayoritariamente jóvenes estudiantes, que tuvieron que asistir acarreados a estos foros, se interesen por el tema, como una buena pretensión de incorporar valores en su formación como personas y como futuros profesionistas.

Sin embargo, la expectativa que se genera con estas Cumbres, es tan efímera como su presentación, por la falta de seguimiento y evaluación que debería de hacerse de cada una de ellas; efectivamente esta es la Quinta Ocasión en la que se realiza en Chihuahua y en todas las pasadas no se ha registrado ninguna forma de evaluación de las inmediatas anteriores y sobre todo, la continuidad que debería de hacerse de lo mucho que ahí se expone.

No existe una vinculación entre la Secretaría de Educación y estas cumbres, que permitan que los maestros, que son la parte medular de este propósito, participen más directamente y sin tapujos, aunque hablar de legalidad en sus carreras magisteriales, de transparencia en sus procesos de escalafón, les resulte tan difícil como para la maestra Elba Esther Gordillo hablar del origen lícito de su riqueza económica

La incongruencia de quienes integran la representatividad de estas cumbres, como es el caso del director del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Chihuahua, Joaquín Guerra Achem, quien es además presidente del Consejo para impulsar la cultura de la Legalidad en el Estado, al afirmar en primera plana de un periódico local, que se trata de un cambio de vida y en la misma edición, pero en interiores, aparece la institución educativa que representa como una de las principales deudoras del sistema de agua potable local, porque simplemente no paga lo que consume del vital líquido.

Tiene razón el Presidente de la CEDH José Luis Armendáriz González cuando afirma que quienes promovemos estos valores son los más obligados a predicar con el ejemplo.

En el caso de la administración estatal, concretamente la Fiscalía, que es la dependencia, después de la secretaria de Educación, que más presupuesto tiene, y la que más recursos gasta, la que no ha sido capaz de crear agencias del Ministerio Público en todos los Municipios de la Entidad, y en el caso de Maguarichi, Rosales, Julimes, La Cruz, San francisco de Conchos y muchos más, no se cuenta con un representante de la sociedad que procure justicia; de tal forma que para los habitantes de estas Municipalidades, la V Cumbre de valores, no deja de ser solamente una buena excusa para gastarse millones de pesos para levantar una gran cortina de humo, que impide visualizar la realidad de falta de justicia en la Entidad.

El tema de la violencia en Chihuahua, genera el ambiente propicio para que mucha gente se embolse dinero que debería destinarse para dotar de más equipo a los integrantes de la Fiscalía; resulta increíble que muchos de los agentes no cuenten con equipo de radiocomunicación, computadoras equipadas con programas indispensables para su trabajo, mientras que la escenografía de montajes como las Cumbres de Valores, absorban cantidades de seis cifras cada año.

La desorganización privó en todas las plazas donde se llevaron a cabo los eventos; en la FCA se tuvo que recurrir al acarreo de estudiantes, porque simplemente no llenaban los espacios; la desvinculación y el valemadrismo de los organizadores que toman actitudes excluyentes, jamás pensaron en vincularse con la Secretaria de Educación, porque siempre buscan el protagonismo personal por sobre la responsabilidad compartida.

En Cuauhtémoc, el descaro se evidencio por la tarde, cuando les tocaba a los panelistas dialogar en el local del sindicato de maestros, con un grupo de mentores de toda la región, porque de plano la fiscalía anunció a través de una señora, que simplemente no asistiría y que le hicieran como pudieran.

El propósito de las cumbres ha superado, y por mucho, la capacidad de los organizadores; los responsables nunca han dimensionado sus alcances, y simplemente después de apagar los micrófonos de los invitados, guardan todo para esperar el próximo año, seguros de aumentar un 20% los costos de la anterior.

aime19_4@yahoo.com.mx

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here