Unos 33 mil visitan Guanajuato en la primera semana del Fest Cervantino

0
109

 

 

Durante la primera semana del FIC la ciudad recibió aproximadamente 33 mil visitantes, lo que generó una derrama de 28 millones de pesos, informó Fernando Olivera Rocha, titular de la Secretaría de Turismo de la entidad. La cifra es superior en 16 por ciento a la registrada en el mismo periodo en 2011.

La ocupación hotelera fue de 76.32 por ciento, de las 3 mil habitaciones registradas en la ciudad de Guanajuato. Este fin de semana los hoteles estuvieron casi llenos en su totalidad, sin contar cuartos y casas que se alquilan de manera informal.

A lo largo del festival, que terminará el 21 de octubre, se prevé que el número de turistas nacionales y extranjeros ascienda a 149 mil y la derrama a 403 millones de pesos, adelantó el funcionario.

Polémica por la Banda El Recodo

El programa del FIC tiene propuestas para todos los gustos y algunos presupuestos. Por ejemplo, el sábado anterior la Camerata de Salzburgo deleitó al público conocedor de la música de orquesta. Desde su asiento, en un teatro Juárez casi lleno, los conocedores dirigían, batuta imaginaria en mano, los compases del conjunto de cuerdas.

De manera simultánea, en la plaza San Roque se representaba el teatro clásico de Miguel de Cervantes, con lleno total. No faltó quien al ver la abundante fila preguntara si era gratis; al saber que no, se retiraba. En la plaza hermanada por un pequeño túnel, la de San Fernando, el grupo CLETA ofreció obras teatrales de carácter contestatario.

En la Alhóndiga de Granaditas el público se extendía hasta las calles aledañas durante la presentación de la Banda El Recodo, no ausente de controversia. Algunos criticaron que no era adecuado para un festival con el prestigio del Cervantino, mientras otros argumentaron que es una manifestación cultural popular. Muchos más, sólo se dijeron deseosos de ir a bailar.

Los jóvenes, abundantes en las calles de esta ciudad de estudiantes, fueron confinados en la Noche en el túnel, donde la música electrónica convocó y aglutinó sin duda al mayor número de este público, que en no pocas ocasiones escatima pagar su boleto de entrada.

Entre los muros se construye un espacio para el desfogue, y el único sitio de espectáculo donde se venden bebidas alcohólicas. Santiago se inserta entre la multitud con una gran mochila a la espalda, “es que no tengo dónde dejarla”. Ha llegado “de aventón” desde Tijuana para conocer qué es eso del Cervantino.

Un día antes de la inauguración, el pasado 3 de octubre, un taxista se expresó animado por el Cervantino de este año, que anuncia estar muy bueno.

–Por los invitados de este año, ¿verdad? –que son Austria, Suiza y Polonia, países de gran riqueza cultural.

–Y por Sinaloa, ¡va a clausurar la Banda El Limón! –comentó emocionado.

Ese taxista, y el resto de los automovilistas, tuvieron que lidiar con los congestionamientos, así como con los operativos de seguridad que cerraron las calles que confluyen alrededor de la explanada de la Alhóndiga de Granaditas, uno de los principales escenarios del festival, donde se realizan conciertos masivos nocturnos.

El gobierno local, en el que por cierto habrá cambio de administración este miércoles, también implementó el operativo Conductor designado, en colaboración con agrupaciones de taxistas, para los visitantes que quieran disfrutar de la vida nocturna de Guanajuato.

“Con esta estrategia pretendemos disminuir el número de accidentes vehiculares y riñas; de igual manera, intensificaremos el operativo Alcoholímetro durante los fines de semana del FIC 2012”, informó el director de Policía Vial, Cristian Ortiz Muñiz.

Desde el primer día ha llamado la atención la presencia policiaca, con recorridos por las calles en camionetas. A veces hasta tres en convoy.

El presidente municipal de Guanajuato, Édgar Castro Cerrillo, informó que durante este primer fin de semana, se detuvo a 350 personas, principalmente por faltas administrativas, “un récord en su historial de remisiones en tan sólo tres días”, de acuerdo con el ayuntamiento. La mayoría de las detenciones ocurrió por ingerir bebidas alcohólicas.

Cercana la madrugada, las calles semivacías contrastan con el trajín de la tarde, cuando sobre la avenida abundan las estatuas vivientes que inducen a tomar la foto, principalmente a familias con niños que aunque asustados, manifiestan curiosidad. La pasarela convoca todo tipo de personajes, desde Hidalgo, quien sostiene su bandera, hasta un robot transformer, los mineros, mimos y Zapata. También música de grupos callejeros, de sonidos apaches, la trova romántica y algún saxofonista. Todo junto al vendedor de bigotes y barbas.

En la noche, el trajín casi ha desaparecido. Grupos que salen de algunos bares en realidad desean que la noche termine. La oscuridad se ve interrumpida de manera constante por las torretas de patrullas. Muy de mañana, un policía sacude el cuerpo de un chavo dormido sobre una banca, justo frente al palacio municipal. Tranquilo, le pide despertar e irse a casa.

Faltan dos fines de semana en los que, se sabe de antemano, recibirán todavía más visitantes, sobre todo durante la clausura del Festival Cervantino.

La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here