Sobre las atrocidades en México, por nuestra codicia

0
64

 

Fruto del Egoísmo, la codicia.

Origen y causa de nuestra atroz realidad.

 

A esas entidades malévolas, negativas, producto de nuestro lado oscuro, debemos decirles ¡Ya basta¡ no reinaran más.

 

Pero pareciera que Aquí seguimos yacientes, esperando por artes de la providencia, el final de ese fúnebre cortejo del egoísmo humano interminable. Sin  hacer nada por detenerlo.

 

Aquí, en esta tierra doliente, seguimos esperando que esas identidades que reinan en nosotros, siete días de la semana, los meses y los años de nuestras vidas… cesen en su poder. Pero pareciera que no nos atrevemos a decirles ¡ya basta¡. Y aplicar nuestras voluntades para detenerlas en sus abusos hacia el prójimo. 

 

Y asi, pareciera que aquí seguimos esperando con esta ingenuidad, que ese Ego feroz, ego maléfico y su expresión perversa de la codicia, dejen de actuar por si mismos, y se aparten por arte de magia y sin hacaer nada por dominarlos en las expresiones y acciones de nuestras vidas; no importándonos, que nuestra alma y ser superior, que todos llevamos dentro como esencia y expresión de la divinidad, padezca esa agonía de muerte que da la codicia.

 

Si, la codicia, esa entidad que llevamos en la sangre, el instinto, la pasión y el deseo de conquista y sojuzgamiento. Esa entidad que  hemos dejado crecer y alimentado, inconscientemente, para dominarnos, haciendonos sus esclavos, mediante la desmesura del deseo y de la apetencia del poder sin medida.

 

Como es una entidad que esta en el interior de todos nosotros, que sentimos y sabemos de su existencia, encaremosle. Atrevamanos a enfrentarle. Digamosle -Hey tú chingon malefico. Si, tú, ego perverso, platiquemos un poco, en un dialogo de espejos para desafiarnos y reconocernos más- ….

 

Y se los aseguro, no será difícil, si tomamos ese desafio personal, que nos encontráramos facilmente pues somos sus gemelos, habitamos ambos, la vasija onde convivimos y nos expresamos en esta dimension fisica.

 

Y si nos atrevemos, estaremos buscandole la cara tiznada y obscura. Y digamosle. – te he ganado la partida, aceptaste y ahora te aguantas, tendrás que comer algunos sapos y atragantarte con una sopa de tú propio chocolate. Pues son tantos y muchos tus agravios-.

 

– Te digo que Sí, que tú eres quienes nos impulsas con fuegos fatuos y deseos negros, me lo he dicho en mi fuero interno, lo he repetido en letanias sin fin, que debo tomar consciencia de tí, de esa entidad perversa que eres y que como tabano me hiere y que te llevamos untado al instinto, a la sangre, a la pasión por poseer, por llenarnos de cosas y lujos, que tu bien sabes infundirnos.Y me lo he dicho y te lo digo chingon, aquei estara en pie de lucha para vencerte alguna vez.

 

Me tomo un respiro y prosigo con los cuestionamientos a tan poderoso personaje. -De donde abras venido, chingon. De donde trajiste toda esa potencia, ese deseo devorador y esa pasión de vampiro y crueldad de fieras?-

 

– De donde pudiste haber venido sino del infierno, del lado oscuro que nos acompaña la más de las veces, en cada uno y todos nosotros sin haberlo sabido por un largo tiempo bien a bien-.  – Y ese tu poder queremos diluirlo y debemos dominarlo sin saber del todo el cómo hacerlo -.

 

– Oye ogro infernal, mira tus frutos de canalla, mírate en el espejo y veras tú real imagen en lo que nos has convertido y hermanado de la manera más perversa que para ti te es natural, consustancia l-.

 

– Efectivamente nos dominas cuando liberas tus más bajas pasiones y perversidades, haciéndonos creaturas miserables, atroces. – Mira cómo has desencadenado este matadero en que habéis convertido el México actual?-

 

– Eres soberbio y celoso eh?- . -Mira que Es insoportable tú infierno particular si no, por qué sigues en venganza tejiendo telarañas de sombra y de dolor, destruyendo todo lo que tocas -.

 

– Ogro maléfico, egoísmo ingrato, que acaso no tienes remordimientos, no esta en ti una brizna de arrepentimiento. – Celoso sigues verdad? Tienes miedo eh?-  Sientes la aniquilación si los humanos luchamos por buscar y reencontrar aquel paraíso que por tú causa hemos perdido-.

 

– Déjanos ya descansar de tus locuras, volver a la patria del amor que perdimos por tu venganza sobrehumana, deja que la solidaridad y fraternidad se haga presente en esta tierra que por tu culpa es cruel y doliente-.

 

– Deja que se exprese libremente el Cristo interno que llevamos todos en el corazón -.

 

– Sigues con tus miedos eh?…..

 

Y después de tanta perorata y cuestionamientos de un corazón humano, expresada en esta breve letanía de agravios, atribuidos al padre de todo mal y de su hijo predilecto, la codicia maldita…Esa entidad de los infiernos ya no quiso escuchar más, se adentro en el averno, en esa la casa común que habitamos, todos nosotros, tú, yo, el, nuestra condicion humana. Sí, se fué sin un remordimiento, reafirmandose, sintiéndose el rey de los infiernos que los humanos padecemos. Se fué, si, para buscar un nuevo arsenal para dominarnos y convencernios de que todo el mal y la violencia en la tierra, esta bien, es natural y lo debemos aceptar sin chistar…

 

Así, debemos decirlo. Que esta es la lucha que todos debemos emprender, sera nuestra batalla metafisica más trascendente, en ello va implicita nuestra liberacion verdadera y definitiva de las más oscuras expresiones de nuestra existencia en esta dimension, para que se haga posible el reyno de la felicidad en la tierra.

 

Esa batalla metafísica algún día nos alcanzará y afectará.

 

Recuerden a KANAIMA. No olvidemos que Kanaima es muy terca, nos perseguira con sus agujones infinitos para que busquemos respuestas a nuestras dolencias y males. Sabemos muy bien lo que pasa, que mucho está podrido en nuestro entorno y no nos atrevemos siquiera a expresar de manera individual, mucho menos de protestar de manera organizada y solidaria.

 

Todos tenemos algo que hacer y decir al respecto…….o no?

 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here