Se suicidó el cineasta británico Tony Scott, director de Top Gun

0
11

Según la cadena ABC News, el director padecía un cáncer inoperable en el cerebro, por lo que decidió suicidiarse.

Voceros del departamento de policía de esta localidad señalaron que el fallecimiento de Scott, de 68 años, es investigado como aparente suicidio; la cadena difundió la supuesta causa que lo orilló a tomar esa decisión.

La oficina del forense del condado de Los Ángeles reportó este lunes que se efectuará la autopsia correspondiente.

Policías y agentes de la Guardia Costera de Estados Unidos sacaron del agua el cuerpo de Scott, cerca del puente Vicent Thomas, al sur de Los Ángeles, señaló el domingo la oficina del forense.

Los investigadores encontraron una nota de suicidio en su oficina, informó el diario Los Ángeles Times, aunque su contenido no se difundió.

Un testigo vio a Scott, hermano del también cineasta británico Ridley Scott, saltar una cerca del puente y lanzarse al agua, según el teniente Joseph Bale, de la oficina del forense de la ciudad.

Buzos y un helicóptero hallaron el cuerpo de Scott en las turbias aguas del puerto el domingo hacia las 15 horas locales (22H00-GMT); cuatro horas después de que el cineasta saltó, fue entregado al forense, dijo Bale.

Familia pide respeto

La familia confirmó la muerte de Tony Scott, pero no ofreció detalles, dijo Katherine Rowe, vocera del director fallecido. “La familia pide que se respete su privacidad.”

Tony Scott nació en Northumberland, Gran Bretaña, en 1944. Era siete años menor que su hermano Ridley, quien impulsó su carrera en la década de 1970. Tony Scott se inició en el mundo audiovisual en los años 70 y dirigió innumerables comerciales de televisión para la compañía creada con su hermano: Ridley Scott Associates.

En 1983 realizó su primer largometraje, The hunger, película de vampiros que destacó por su impresionante elenco: Catherine Deneuve, David Bowie y Susan Sarandon.

Tres años más tarde las hadas de Hollywood iluminaron su nuevo opus, Top Gun, exitoso filme de acción sobre pilotos de élite, protagonizado por la entonces naciente estrella Tom Cruise, que recaudó casi 345 millones de dólares en el mundo.

Virtuoso de la cámara y ávido de adrenalina, Tony Scott dirigió también Crimson Tide (1995), protagonizado por Gene Hackman y Denzel Washington; Revenge (1990), con Kevin Costner; El último boy scout (1991), con Bruce Willis; The Fan (1996), con Robert De Niro, y Juego de espías (2001), con Robert Redford y Brad Pitt.

Aunque trabajó para los grandes estudios con base en guiones menos ambiciosos que los de su hermano, Tony tenía la misma inclinación hacia el cine independiente. En 1993 dirigió True Romance, con Christian Slater y Patricia Arquette, basada en un guión de Quentin Tarantino.

Recientemente coprodujo exitosas series para televisión, como The Good Wife y Numbers, para la cadena CBS, y produjo Prometheus, el filme más reciente de ciencia ficción de su hermano.

Scott tenía más de 30 nuevos proyectos en carpeta, entre ellos una secuela de Top Gun, que protagonizaría nuevamente Tom Cruise.

Estaba casado con su tercera esposa, la actriz Donna Scott, con quien tuvo gemelos.

Reacciones

Después de que se difundió la noticia de la muerte de Tony Scott, surgieron los homenajes en su honor:

“Tony era un amigo muy querido; lo voy a extrañar mucho”, dijo Tom Cruise en un correo electrónico enviado a la Afp. “Fue un visionario; su huella en el cine es enorme. Mis pensamientos están con su familia”, dijo el actor.

El director estadunidense Ron Howard fue de los primeros en reaccionar a la muerte del cineasta la noche del domingo. Escribió en su cuenta de Twitter: “Ya no habrá filmes de Tony Scott. Día trágico”.

Marc Webb, quien dirigió la reciente El sorprendente Hombre Araña, elogió a una “leyenda”; Michael Moore hizo referencia a la cinta True Romance, una de las más atrevidas de Scott: “La escena entre Christopher Walken y Dennis Hopper es un clásico. Descansa en paz, Scott”.

En Europa, el actor y director británico Tim Roth dijo en Twitter: “Me hacías reír, amigo. Realmente un buen tipo”. El actor Steephen Fry rindió tributo al “hombre más encantador y más modesto” que había.

Gilles Jacob, presidente del Festival de Cine de Cannes, escribió en Twitter: “Estupefacto de enterarme de la brutal muerte de Tony Scott, director talentoso y sofisticado, cuyo filme The Hunger me encantó.”

La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here