Repsol amenaza con acciones legales a quienes inviertan en YPF

0
16

 

“Repsol se reserva el derecho a adoptar medidas legales contra las compañías que inviertan en YPF”, comunicó un portavoz de la petrolera española el lunes. Argentina necesita grandes inversiones extranjeras para desarrollar sus reservas de gas no convencionales, las terceras del mundo por su tamaño.

 

El ministro del Exterior de España, José Manuel García-Margallo, quien dijo sospechar que el gobierno argentino podría ofertar su parte expropiada en YPF a otro inversionista o grupo extranjero, apostó por una solución negociada al conflicto, en una rueda de prensa posterior a una reunión que mantuvo con sus homólogos europeos en Luxemburgo. Aseguró que sus socios han mostrado apoyo y estudian una serie de reacciones.

 

Entre las medidas mencionadas por García-Margallo para sancionar a Argentina destaca la posibilidad de adelantar el fin de las ventajas arancelarias para el país sudamericano, previsto para 2014.

 

Hasta el momento, la única medida concreta que España ha adoptado fue reducir multimillonarias importaciones de biodiésel procedentes del país.

 

España planteó a sus socios de la UE la exclusión de Argentina en la negociación del acuerdo de asociación entre el bloque comunitario y el Mercosur, tras la nacionalización de YPF. “Es algo que tenemos que estudiar nosotros y que tienen que estudiar también los países del Mercosur”, manifestó en Luxemburgo el jefe de la diplomacia española, tras una reunión de los ministros del Exterior del bloque.

 

García-Margallo tenía previsto reunirse con sus pares de la Unión Europea y pedirles que consideren aplicar medidas contra Argentina, que ha declarado que no pagará a Repsol lo que pide por YPF.

 

A su vez. el gobierno de Mariano Rajoy informó que está convencido de que Argentina no tomará represalias contra otras empresas españolas instaladas en el país latinoamericano, después de que el Ejecutivo español respondió el viernes a la expropiación con la limitación de la compra de biodiésel argentino.

 

“El gobierno español ha intentado dialogar y negociar hasta la extenuación. Seguimos diciendo que lo mejor que puede ocurrir es que lleguemos a una solución a través de la negociación y hemos pedido a algunos de nuestros socios europeos y latinoamericanos que sirvan de puente en este tema para evitar un contencioso, un choque de trenes que es malo para España, para Argentina, para Europa”, comentó García-Margallo.

El canciller reclamó un arreglo “amistoso” o que el gobierno argentino cumpla con los tribunales arbitrales internacionales. “No discutimos el derecho de Argentina a apostar por la soberanía energética, aunque en mi opinión es un error en el siglo XXI”, comentó en una reunión de ministros del Exterior de la UE.

 

Cualquiera que sea el resultado de la reunión de cancilleres del lunes, no se prevé una reacción inmediata contra Argentina, ya que los ministros europeos de Comercio también tendrían que considerar cualquier propuesta y, finalmente, correspondería a la Comisión Europea decidir si se impone alguna sanción.

 

Karel De Gucht, comisario europeo de Comercio, escribió a Buenos Aires la semana pasada para expresar las “graves preocupaciones (del bloque) sobre la actividad empresarial y clima de inversión general en Argentina. La UE mantiene abiertas todas las posibles opciones para afrontar esta cuestión”, dijo en su carta.

 

También la semana pasada el Parlamento Europeo instó a la Comisión Europea a considerar represalias como la suspensión de beneficios comerciales.

 

Argentina dijo que busca quedarse con 51 por ciento de participación de Repsol en YPF, luego de fracasar en su intento de que la firma española realice más inversiones en el país para elevar la producción local.

 

España ha amenazado con represalias contra Argentina, pero será difícil presionar a un país que ha sido excluido de los mercados de deuda y no ha acatado multas internacionales en conflictos anteriores. El canciller español instó al gobierno argentino a compensar a los millones de pequeños accionistas.

 

La decisión desató una crisis entre Buenos Aires y Madrid, que ya tomó represalias comerciales. Pero la presidenta argentina, Cristina Fernández, declaró que la decisión es de interés público porque el país necesita recuperar su autoabasto de hidrocarburos.

 

El ministro de Planificación argentino, Julio De Vido, ha mantenido contactos con la estatal brasileña Petrobras, para ver la posibilidad de atraer mayores inversiones, y prevé hablar con otras petroleras extranjeras como Exxon, Chevron y ConocoPhilips.

 

Mañana martes se reunirá con la estadunidense Exxon, y en próximos días con los responsables de la canadiense Talismán. Hoy lunes, De Vido se reunió con la francesa Total para incrementar la producción de gas en dos yacimientos argentinos. Total comenzó a operar en esta nación hace más de tres décadas y en la actualidad gestiona seis yacimientos, de los cuales se extrae casi la tercera parte de la producción de gas del país.

Lajornada.com

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here