Reforma Laboral (1)

0
46

“MUCHOS PENSAMIENTOS…UN SOLO EQUIPO”

“DESDE CUALQUIER ÁNGULO EN EL ENTORNO” extiende los sentires sobre el común denominador que circunda el sentido acostumbrado;  hablar de Reforma del Trabajo es sumamente escabroso porque además de las controversias entre el bien y el mal y los criterios opuestos sobre el efecto (o defecto) patrón – empleado – trabajador, hay que tratar con  el exacerbado razonamiento del corporativismo sindical de organismos como el SNTE, CTM, FSTSE, CROC, PEMEX, ELECTRICISTAS, El Congreso del Trabajo y otros, no menos importantes, como el de Mineros, Metalúrgicos y Similares, el de Radio y Televisión, del IMSS, Pesqueros, Transportistas, etcétera, que aglutinan las luchas procedentes entre derechos y obligaciones ante la contraparte, o sea, la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) y la Ley Federal en su otro apartado, el de los Gobiernos Ejecutivos en sus tres modalidades (Federal, Estatal, Municipal) y también los de los Poderes: Legislativo y Judicial.

Hay dos actores que se apropian del escenario nacional, las Secretarías de Desarrollo Social (SEDESOL) y la de Trabajo y Previsión Social (STPS), ambas pregonan la defensa justa de los trabajadores sin menoscabo de los intereses del sector patronal. Dicho corporativismo sindical proviene de los años treinta, tras un modelo que movió la industria manufacturera en pañales, hacia la sustitución de  importaciones que recibía prebendas de los gobiernos que sucedieron al General Cárdenas. Es, entonces que hasta 1990 (60 años más tarde) que se integra el Foro sobre Sindicalismo ante la Nación, del cual nace la Unión Nacional de Trabajadores (UNT); las transiciones de verdaderas crisis, reconcentraron la riqueza en pocas manos durante los mandatos de los presidentes López Portillo, De la Madrid, Salinas y Zedillo. Y no ha sido diferente en los de Fox y Calderón.

Mientras la población se empobrecía más, prácticamente desaparecieron la Clase Media – Alta y la Clase Media – Media,  los empresarios grandes, fueron los únicos que obtuvieron enormes ganancias, los salarios decrecieron el 22 por ciento y el poder adquisitivo cada vez se ha deteriorado más; la correlación de las fuerzas políticas dentro de una economía lastimada, enfrentaba a finales de la década de los ochenta a las fuerzas políticas federales acusadas de fraude electoral, corruptelas y escasez de recursos y se le culpaba de la crisis económica que degeneró con “el error de diciembre de 1994”; Salinas de Gortari había trastocado la fuerza sindical tumbando a los líderes siempre eternos de PEMEX y del SNTE, pero apuntalando a los nuevos que siguen vigentes desde entonces. Nuestra sociedad se apresta a confrontarse sobre nuevas experiencias socioeconómicas ante  las distintas Reformas que se avecinan.

Ésta, la laboral, viene heredada por la administración que acabará sus funciones al finalizar el mes de noviembre, pues el Presidente Calderón ha enviado esta iniciativa a la recién conformada Cámara Baja, cuando las perspectivas económicas de los marginados y más pobres del país siguen a la deriva y las fuerzas de los razonamientos laborales re ensayadas entre sindicatos, trabajadores y patrones cuando el nuevo gobierno de Peña Nieto promete resolver. Ojalá… 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here