Reflexiones de un chihuahuense solitario (Vol. 6)

0
77

“La Ceremonia del Adiós” 

 

Veamos, mi querido Presidente: Entiendo que usted, con pleno derecho, piense también en su futuro; es joven, carismático y bien intencionado, y su lema Sumar lleva el mensaje inequívoco de lograr que todos nos pongamos a trabajar parejo para resolver lo que, a mi juicio, en esa expresión que hace poco me atreví a acuñar, “La ciudad rota”, está contenida la suma (aprovecho de paso) de los padecimiento de esta mega metrópoli en ciernes. [Véase artículo publicado en El Devenir, enero 10, 2011. Asimismo le sugiero dos breves ensayos donde —con datos duros— propuse diversas acciones para hacer de Chihuahua La Ciudad del Futuro. Publicados 21 y 29 de noviembre, 2010. http://luismendozalara.blogspot.com].

 

Nos acabamos de enterar que, ejerciendo su derecho de hacer uso de sus potestades, usted ha decidido crear la flamante Dirección de Desarrollo Rural… así, con la misma facilidad como decidió hace poco eliminar la Dirección de Fomento Económico. En esta ocasión el comunicado de prensa informa que “éste es el primer paso para fortalecer de manera significativa al sector productivo del campo en el Municipio…”, mientras que en aquella ocasión se decía que “los trabajos y acciones que desarrollaba la citada dirección serán absorbidos por la Dirección de Planeación, lo que permitirá ahorrar costo tanto en la renta del edificio como pagos de servicios.”

Me parece, licenciado Marco Quezada, que usted no está bien asesorado —es lo que quie pensar—, porque desafortunadamente ambas medidas, desde el punto de vista del futuro desarrollo del municipio de Chihuahua, de forma combinada, generarán exactamente lo contrario a lo que usted se propuso: fortalecer el sector productivo del municipio en su conjunto e integralidad. O  ¿acaso queremos una ciudad aún más rota?

Vámonos por partes, como dijo Jack el Destripador [Frase del célebre, brillante y ocurrente Físico Sergio Reyes Luján, otrora rector del Sistema UAM y  Subsecretario de Ecología a nivel federal]. No voy a atiborrarlo de cifras, porque podría resultar contraproducente, pero sí se requieren un poquito de números…

Para empezar, datos sobre la población del municipio de Chihuahua [Censo Nacional 2010]: 897,987 habitantes, que representa casi una cuarta parte (24.1%) del total del estado.

Previo a este Censo, el IMPLAN señalaba que 97.2% de la población municipal se asienta en el área urbana y que, en consecuencia, el 2.8% restante se ubica en 412 comunidades, y que sus cabeceras seccionales son el Sauz, El Charco, Ciénega de Ortiz, Rancho Soto y Colonia Guadalupe.

Preservando esas proporciones [ya se modificaron] que cita el Instituto de Planeación, hoy viven en “el campo” 25 mil 144 personas, afuera de la que será una de las diez principales urbes de México en la próxima década [más de un millón de habitantes que integrará, entre otras preciosuras, una Ciudad del Conocimiento].

¿Realmente representa un botín apetitoso, como clientela electoral, este segmento de población que cada día irá mermándose, conforme avanzan las dinámicas poblacionales exacerbadas por el desarrollo del nuevo patrón de economía basado en los servicios y las manufacturas con alto valor agregado en tecnologías y conocimientos? ¿La nueva ciudad donde confluyen los flujos migratorios, no sólo del campo, de poblaciones pequeñas que ya en día son casi fantasmales?

Por supuesto que se debe dar apoyo integral, eficiente y eficaz a esas comunidades de chihuahuenses, muchas de los cuales viven en el olvido, y que sólo cuando se requiere su voto se acuerdan de ellas. Recordará que tuve el honor de acompañarlo en dos de sus giras de campaña por esos rumbos, y esta gente imploraba tres cosas: oportunidades de empleo, transporte y agua.

Sin embargo, para tapar un hoyo no debemos abrir un BOQUETE. Y aquí vienen otros datos duros que aplican por igual al estado de Chihuahua completo.

El PIB Nacional [INEGI, Sistema de Cuentas Nacionales, 2009] incluye, entre otras, las actividades del Sector Agropecuario, que representan sólo 4.0% del total de los bienes y servicios que produce la economía mexicana.

Las industrias manufactureras generan 17.5% de la riqueza en México y los Servicios en Medios Masivos 4.1%, lo que en otras palabras indica que el campo, ganadería, pesca y forestal producen menos de una cuarta parte respecto de las manufacturas, y es menor su valor a lo que aporta la radio, televisión, prensa, revistas e Internet. Despiadado, pero interesante: son los tiempos nuevos… la era del Conocimiento.

¿Cuánta gente se requiere para producir el campo; cuántos profesionistas, técnicos, investigadores, para crear riqueza en las empresas, institutos y universidades  de la ciudad?

Como nuestro país es aún una economía que no alcanza el grado de avanzada, pero para allá vamos [I hope so], el rubro de Servicios Profesionales, Científicos y Técnicos ayuda con el 3.7% del PIB nacional. En ciudades como Londres este tipo de actividades representan hasta 90% de su PIB. Empero, si le sumamos lo que generan los Servicios de Apoyo a los Negocios [2.7%] y los servicios denominados Dirección de Corporativos y Empresas [0.5%], ya estamos hablando de un porcentaje de peso: 6.9% del PIB, cuya característica común es High Tech, Know How, Expertise o llanamente CONOCIMIENTOS, HABILIDADES Y DESTREZAS.

¿Y sabe usted dónde se ubican de manera predominante estas linduras del futuro? Sí, adivinó bien: en la Ciudad de México y en Monterrey:

Servicios Profesionales, Científicos y Técnicos: 42.8%, DF; 10.8%, NL;

Servicios de Apoyo a los Negocios: 36.5%, DF; 11.5% NL; y

Dirección de Corporativos y Empresas: 84.1%, DF; 11.4%, NL.

Por supuesto, los Servicios Educativos juegan un papel relevante en la producción nacional, aunque todavía no al grado que el futuro espera de éste, el más importante de los servicios estratégicos [junto con la I & D y la Cultura]. Por lo pronto, aporta 5.0% del PIB nacional, un punto arriba de lo que entrega el Sector Agropecuario.

¿Cuántos docentes, profesores, catedráticos e investigadores laboran en este sector?

Pero más grave para México en su conjunto, y para Chihuahua en lo particular: el Gasto Federal en Ciencia y Tecnología para el año fiscal 2009 fue un irrisorio 0.39% respecto del PIB. No, pues así, cuándo…

No debo dejar de mencionar cómo se encuentra nuestro querido estado de Chihuahua en los comparativos que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) divulga:

Nuestra entidad registra una caída del 8° al 9° lugar nacional en el Índice de Competitividad entre 2006 y 2008 (en 2003 ocupaba el 5° lugar). Destaca el desplome en los subíndices de “Gobierno eficiente y eficaz” (nueve lugares), “Sistema de derecho confiable y objetivo” (siete lugares) y “Sectores precursores de clase mundial” (cuatro lugares).

Asimismo, añade otro dato esclarecedor, éste concerniente al PIB per cápita: es 1.1% menor que el promedio nacional; es decir, anualmente generamos 1,203 pesos menos por persona. Además, la brecha salarial aumentó respecto a 2006 como consecuencia de una tasa de crecimiento promedio anual (1.7%) menor que la presentada por el promedio de las 32 entidades (2.8%).

El IMCO remata: 35% de los artículos científicos en México los publican investigadores (mexicanos) de la UNAM. El estado de Chihuahua ocupa el lugar 26 en investigadores, considerando su población económicamente activa.

Por cierto, ya no somos el 5° PIB estatal, somos la octava economía: hemos descendido tres posiciones, porque ahora Veracruz, Guanajuato y Puebla producen más que nosotros, y esto sin considerar los productos del sector petrolero [Campeche también nos supera, por tanto, en el ranking estatal].

Las cifras y análisis respectivo confirman la realidad de la Ciudad de Chihuahua y del estado, si bien apoyándome en información muy específica. Un análisis más completo puede ser consultado en el Proyecto: “El Sector Terciario y la Economía del Conocimiento. Construyendo el Eje Chihuahua-México”, disponible en la siguiente dirección electrónica:

 

http://luismendozalara.blogspot.com/p/sustentacion-de-reforma-i-d.html

 

Por el respeto que usted me merece, como persona que ha sabido salir adelante por méritos propios y que hoy tiene en sus manos la reedificación de la Ciudad de Chihuahua que deseamos para el futuro;

 

Por la salvedad que deberá resolver, que su futuro personal está ligado a su trayectoria política por posiciones más altas;

 

Por la necesidad de que, junto con el Gobernador de Chihuahua, interpreten tras una ‘lectura’ sabia y acuciosa, el complejo panorama chihuahuense, que observen el bosque todo y, más aún, en permanente, intenso y acelerado cambio interno y del contexto,

 

Tomen las decisiones sabias, inteligentes, razonadas, sustentadas, pero también osadas, porque el futuro exige más que esto que esbozo, y espero tengan la serenidad propicia para la reflexión lejos “del oropel” como usted, Marco Quezada, citaba siempre en sus discursos de campaña.

 

Ayúdese, ayudando a su Jefe y compañero de los tiempos del Chihuahua del S. XXI Mexicano.

 

Un fuerte abrazo, y… “No me dejen sólo…”

 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here