Reflexiones de un chihuahuense solitario (Vol. 2)

0
41

Ya en mi anterior entrega le dediqué un mínimo espacio a John Kenneth Galbraith, reconocido como el más famoso economista estadounidense. Como embajador en La India a principios de los 60 [amigo cercano a J. F. Kennedy], ayudó a ese país en la construcción del Instituto Indio de la Tecnología, pionero del desarrollo de las Ciencias de la Informática. Esta nación es célebre por sus matemáticos, el cine que produce y no tan recientemente por sus avances en I & D [ni qué decir del Kamasutra].

 

Y traigo de nuevo a colación a Galbraith, en razón de que Chihuahua, contando con extraordinarias ventajas competitivas respecto de otras regiones del país e incluso a nivel global [proximidad a la mayor economía del mundo; el municipio de Chihuahua, primer lugar nacional en el cociente: estudiantes de licenciatura vs. jóvenes en posgrado], le tiene sin cuidado que no se imparta la carrera de Economía en la UACh y que recién se haya suprimido de la estructura del gobierno municipal, la Dirección de Desarrollo Económico.

 

 

Sí… Galbraith también fue un ingenioso comentarista. Entre sus populares frases hay una que se aplica al dedillo: “Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás”.

 

 

Además del ejemplo que cito sobre la matrícula en posgrado [Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO)], la Ciudad de Chihuahua además ostenta el primer lugar por el porcentaje de estudiantes inscritos en licenciatura, así como la categoría de “adecuada” respecto del indicador Sectores Precursores de Clase Mundial [sólo Monterrey califica con “alta”], lo cual sugiere que estamos calificados para albergar una sólida y crucial Ciudad del Conocimiento, como la que se edifica en Bangalore, India… a pesar de que no existe la carrera de Economía.

 

 

Para mala fortuna del profesional de la Economía, los innumerables errores cometidos en el ejercicio de esta ciencia y disciplina académica, han menoscabado su frágil credibilidad, no sólo en nuestro país.

 

 

No es tema de este ensayo descifrar la telaraña que hemos tejido a lo largo de décadas entre los defensores de las distintas corrientes del pensamiento económico, pero la atinada evaluación de los acontecimientos y oportuna decisión de políticas públicas han evitado el colapso de la economía global desde hace más de ocho décadas.

 

 

México, por ejemplo, posee hoy una de las más sólidas bases macroeconómicas. Sin embargo, el ejercicio del poder, léase… capacidad de convocatoria entre los corresponsables de la acción gubernamental, no ha sido el más eficaz ni eficiente. Dos administraciones federales han transcurrido bajo un marco internacional favorable, exceptuando la crisis financiera de 2008-2009, con un consolidado equilibrio fiscal y financiero, estabilidad de precios y balanza de pagos firme, pero el desempleo aumenta cada vez más y las condiciones de bienestar se reducen.

 

 

Lo anterior viene a cuento en virtud de que, en teoría, el economista tiene las calificaciones para ver todo el bosque, y logra entrever lo que un abogado, ingeniero [mis respetos por ellos, los que ingenian, construyen] o médico [ídem… diagnostican y curan], por citar otras profesiones, no identifican al carecer de las herramientas y la misma naturaleza de la mente que prevé, anticipa, planea, propone y en ocasiones ejecuta en el campo de la producción, el empleo y los negocios a nivel micro (individual) o macro (datos agregados).

 

 

Citemos otro ejemplo, éste de las elites a nivel global. En Suiza [Foro Económico de Davos], se lleva a cabo la más importante de las reuniones que cada año se celebra entre los líderes de la política, capitanes de empresa, científicos (por cierto) y sobre todo economistas. Este día, los economistas y líderes empresariales han soltado este pronóstico: “2011: La economía mundial rumbo a la recuperación”… la cual sucederá en tres velocidades, en que sólo los mercados emergentes como China, India y Brasil crecerán rápidamente… se espera un fuerte crecimiento en Estados Unidos y Alemania, pero se cree que la mayoría de las economías avanzadas sólo registrarán pocos progresos. Y según corresponsales de la BBC, los asistentes al Foro también advirtieron que la inflación, el proteccionismo y la deuda pública y privada podrían descarrilar las economías.” Ejemplo clásico del nebuloso oficio del economista…

 

 

No obstante esa exposición abstracta e incluso ‘exótica’ para la mayoría de los (e) lectores, empresarios, legisladores y funcionarios gubernamentales, no justifica dejar en el limbo la responsabilidad de que la Ciudad de Chihuahua, como cuerpo social (comunidad), se ocupe y preocupe del futuro de las siguientes generaciones.

 

 

¿Quién se aboca a la tarea de medir la capacidad de la ciudad para atraer y retener inversiones y talento, especialmente talento futuro, por medio del sistema educativo de nivel superior; crear, asimismo, la calidad de la infraestructura, mejorar la capacidad del sector productivo para competir, y proveer la calidad de vida en la ciudad, más allá de las posibilidades intrínsecas que ofrecen sus propios recursos, capacidad tecnológica y de innovación?

 

 

En otras palabras, ¿qué organismo integrado por la gente de Chihuahua se ocupa de evaluar, idear estrategias y proponer acciones para desarrollar la competitividad urbana indispensable para participar en el entorno globalizado?

 

 

¿Existe alguna dependencia que cuente con el personal idóneo para impulsar la competitividad urbana mediante un entorno físico, tecnológico, social, ambiental e institucional propicio para atraer y desarrollar actividades económicas generadoras de riqueza y empleo?

 

 

Concretamente: ¿Dónde están los economistas que la Zona Metropolitana de Chihuahua requiere para entender y procesar el presente, prever las tendencias económicas en formación, anticipar planes y programas aterrizados para producir y atraer servicios avanzados, mano de obra calificada, obtención de fondos públicos, desarrollo de sectores de alta tecnología, turismo, eventos internacionales y otras actividades generadoras de mejores condiciones de vida?

 

 

Si alguno de ustedes sabe, por favor comuníquese con este chihuahuense despistado…

Véase: “El Sector Terciario y la Economía del Conocimiento. Construyendo el Eje Chihuahua-México”. Proyecto registrado en el SEI, COECyTeCH.

 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here