Rechazo absoluto de industriales mexicanos a la construcción del proyecto Dragon Mart

0
19

“A lo mejor al gobierno del estado de Quintana Roo le están vendiendo espejitos y (el proyecto) pudiera detonar o fortalecer sin duda el turismo, particularmente en Cancún, pero no por eso se puede pasar por encima de toda la industria nacional y perjudicar gravemente a estados tan industrializados como México, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Puebla y Michoacán.

“Vemos con mucha preocupación ese proyecto y por acuerdo del consejo directivo de Concamin todos los organismos nos oponemos rotundamente”, sentenció el dirigente.

En sentido similar, Alejandro Salcedo Pacheco, dirigente de la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme), consideró que la apertura de grandes complejos comerciales trasnacionales ha gozado de todas las facilidades oficiales y esto ha acarreado siempre afectaciones al medio ambiente y a los pequeños negocios, así como problemas de corrupción, como lo demuestra la investigación en Estados Unidos sobre Walmart y la multiplicación de sus sucursales en México.

“Hay que ver primero cuánto pagó Dragon Mart para tener los permisos de construcción en Cancún, como lo ha hecho Walmart con Teotihuacán o su cadena de tiendas exprés en el Distrito Federal que no cumplen con la ley de establecimientos mercantiles”, dijo Salcedo.

A su vez, Francisco Funtanet exigió tanto al gobierno federal como al de Quintana Roo “revisar con lupa” e impedir la creación de Dragon Mart. Autorizarlo, alertó, sería “abrir la puerta de manera oficial” a todas las prácticas desleales en que incurre el comercio de China, como la triangulación arancelaria, la subfacturación de productos y la ¨ínfima calidad” de los mismos, además de afectar el medio ambiente.

“¿Qué no podemos hacer un Latin Mart, me pregunto yo, para integrar a América Latina en comercio?¿Por qué el esquema con China? No creo que sea justo el esquema de sólo beneficiar a una empresa o sólo a un sector de una ciudad de un estado, y no estoy haciendo menos al municipio de Benito Juárez (donde se ubica Cancún), a costa de toda la industria nacional. No creo que sea lo correcto ni lo justo”, afirmó Funtanet.

Aclaró que Concamin no está en contra de la inversión de 180 o 200 millones de dólares que se calcula para el complejo, pero aclaró que serán superiores las pérdidas económicas que ocasionará a la industria mexicana, además de la cancelación de otros proyectos, inversiones y empleos.

Concamin prepara un análisis sobre el impacto económico que el complejo puede ocasionar a cada una de las ramas industriales, pero su dirigente acotó que la información al respecto se ha manejado de manera “muy oculta” y no se sabe con precisión qué productos van a comercializar.

Comentó que son cinco empresarios mexicanos los que impulsan Dragon Mart (tres de Monterrey, uno de Quintana Roo y otro de Yucatán), quienes hasta ahora han construido “desarrollos comerciales normales, porque esto de Dragon Mart es una salvajada”. Sin embargo, Funtanet Mange se reservó sus nombres al advertir que si los revela “me meto en un lío; si se los doy al rato voy a andar con demandas”.

La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here