Propone Vázquez Mota auditar recursos transferidos a maestros

0
21

Los planteamientos de la abanderada blanquiazul ocurrieron durante su visita a la primaria Mi Patria es Primero, ubicada en la colonia Petrolera, a la que ella asistió. Ahí, Francisco Díaz Aguilar, quien se dijo egresado de la máxima casa de estudios, logró ingresar hasta la puerta del salón donde la candidata dialogaba con niños de segundo grado, y desplegó un fólder amarillo en el que se leía: “Josefina, la UNAM no es un monstruo, el monstruo es Fecal”.

Gritos y jaloneos

Los integrantes del Estado Mayor Presidencial que resguardan la seguridad de la panista trataron de sacar del plantel al inconforme, pero ella misma pidió que lo dejaran. No obstante su intervención, la presencia del manifestante provocó empujones y que algunos padres de familia exigieran su salida, mientras jóvenes panistas intentaban contrarrestar la protesta con el estribillo de “¡Josefina, Josefina!”.

Tras varios minutos de gritos, consignas y jaloneos, los asistentes al acto optaron por seguir el diálogo de Vázquez Mota con los niños, en tanto el inconforme siguió en acalorado debate con los elementos de seguridad, hasta que decidió retirarse. Afuera de la primaria otras dos personas que se dijeron vecinos de la colonia también desplegaron cartulinas. Una decía: “12 años en el poder, 12 años de no poder”, y la otra: “52 millones de pobres, 60 mil muertos y el PAN quiere seguir en el poder”.

En su discurso, la abanderada blanquiazul reconoció el valor de la educación pública en México, pues además de representar una oportunidad, ha dado paz y gobernabilidad al país, subrayó.

Dijo que “la UNAM es la más grande del país; una universidad muy buena y muy importante”. Resaltó que como titular de la Secretaría de Educación Pública acudió en varias ocasiones a esa institución y fortaleció su presupuesto.

En alusión al nivel básico, dijo que ha llegado el momento de una enseñanza diferente. “Necesitamos menos política y más calidad”. Es importante que se transparenten las aportaciones fede- rales a todas las organizaciones de maestros y que se impulse la creación de un padrón íntegro de profesores, con información sobre los activos y los que están en comisiones especiales. También propuso fortalecer la evaluación, duplicar el número de becas –actualmente es de 8 millones– y ampliar los horarios de las escuelas. Pero al preguntar a los niños presentes en el patio de la primaria si les gustaría estar más horas ahí, recibió un sonoro y rotundo “¡noo!”.

Previamente, Vázquez Mota desayunó en la casa donde nació –ubicada en la colonia 20 de Noviembre, delegación Venustiano Carranza–, con la familia Hernández de la Fuente. Llegó en punto de las 8 de la mañana con su esposo, Sergio Ocampo. Ante sus interlocutores trajo a la memoria recuerdos familiares, mientras degustaba café, chilaquiles y pan de dulce.

Su agenda de ayer incluyó también una visita a Teziutlán, Puebla, lugar de origen de sus padres y abuelos, donde aseguró que nunca ha tomado un peso que no haya sido bien ganado, e insistió en que en caso de ganar no pactará con el crimen organizado.

Ante unas 10 mil personas –según cálculos de los organizadores– habló del clima de inseguridad que padece el país y describió que se transita por las carreteras con miedo, que los niños ya no pueden salir con seguridad a la calle y los hombres y mujeres trabajadores son extorsionados.

“No pactaré con el crimen organizado, no daré tregua a los que secuestran y extorsionan, a los que envenenan la la vida de nuestros hijos (…) voy a defender a sus familias como una madre defiende a sus hijos”, aseveró.

Antes, Augusta Valentina Díaz de Rivera Hernández, candidata panista al Senado, ironizó con el priísta Enrique Peña Nieto, de quien dijo que a las mujeres “las trae muertas”, porque el estado de México ocupa uno de los primeros lugares en feminicidios.

Vázquez Mota reiteró algunas otras de sus propuestas, como la desaparición de fuero para políticos y cadena perpetua para los servidores públicos que se involucren con el crimen organizado.

Estuvo acompañada por su esposo e hijos –a quienes subió al templete–, de Martha Ericka Alonso, esposa del gobernador, Rafael Moreno Valle; el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, y el candidato al Senado Javier Lozano Alarcón, entre otros.

Antes, en el arranque de su campaña –realizado en los primeros minutos de este viernes– demandó evitar el regreso a un pasado autoritario. “No volveremos a ser súbditos del autoritarismo, no volveremos a aceptar un México de corrupción, un México de impunidad”, enfatizó.

Frente a decenas de panistas que abarrotaron el patio de su casa de campaña, en la colonia del Valle, destacó que “la transformación de México está incompleta y los mexicanos nos reclaman un cambio más profundo”. Para responder a esta exigencia –dijo– “tenemos que hacer las cosas diferentes”.

Añadió que su propuesta de campaña consta de cuatro pilares: asegurar que todos los mexicanos sean iguales frente a la ley y tengan las mismas oportunidades; impulsar una cruzada por la productividad y reconstruir la imagen del país. Reiteró además su planteamiento de crear un gobierno de coalición, pero aclaró que guardando los principios del panismo.

Tras concluir su discurso se trasladó a la sede nacional del PAN para develar un anuncio espectacular. Una batucada y saltimbanquis en zancos animaron la velada. Entre los más entusiastas estaba el dirigente del PAN, Gustavo Madero, quien se contorsionaba y brincaba al ritmo de la conocida melodía Tequila.

La Jornada de Oriente

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here