No se requieren más políticas culturales, sino “económicas”

0
22

Nacido a partir de la labor del Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura (Grecu), instalado en la unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en 2009, el volumen revisa los cuatro anteriores sexenios para elaborar una evaluación de lo que “habíamos aprendido en esta vida sectorial de la cultura a lo largo de esos casi 24 años”, explicó el comunicólogo en charla con La Jornada.

Carlos A. Lara González es el otro coordinador de este libro, que con un aliento reporteril recupera la visión de algunos de los actores más importantes en el área: ex funcionarios, empresarios y especialistas, por medio de testimonios, diplomacia cultural, el papel del Poder Legislativo y el sindicalismo cultural.

Enfoque inédito

A pesar de no ser un texto que contenga un apartado de perspectivas futuros, Cruz Vázquez resaltó que luego de la inclusión este año (2012) de la “factibilidad cultural” en la Ley de Planeación, que obliga y mandata a que el próximo Plan Nacional de Desarrollo y el programa sectorial que tiene que elaborar el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CNCA) “contemplen un fuerte componente de análisis económico”, lo cual es algo inédito.

“Si alguna novedad nos podrá ofrecer la gestión que empieza con Rafael Tovar es dar cabida y poner en todo el realce el tema de la economía cultural, el diagnóstico de la cultura y del quehacer del Estado, con el entendimiento de su papel en la economía… tiene que velar por todos los jugadores, como lo hace en las políticas económica, de salud o laboral… Tendremos que ver el tema mucho más empoderado y mucho más transversal, donde todos participemos”, añade.

El material, abunda, “es una visión de sector donde hay un fuerte acento en el papel del Estado como uno de los participantes, pero que también mediante testimonios de varios empresarios y gente vinculada a la actividad productiva dan fe de cómo se han vivido estos cuatro sexenios”.

1988-2012: cultura y transición fue presentado en la Bolsa Mexicana de Valores. “El mensaje es muy claro, el tema de las políticas culturales está vigente, es más importante, pero lo es todavía más el proyecto de las políticas económicas para el sector, un tema que no se ha abordado con suficiencia”.

Una de las conclusiones que el lector puede obtener, detalla Cruz Vázquez, es que el plan sectorial que desarrolle el CNCA “tendrá que ser muy actuante y muy participativo desde el punto de vista de la economía, ya no pueden ser sólo las asignaturas tradicionales de preservación del patrimonio, del fomento a la lectura, del incentivo a los creadores, sino que tendrá que contar con un fuerte componente que vincule la actividad de Estado con los sectores productivos, entre los que se enlaza la economía cultural”

.La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here