Mujeres refuerzan campaña por libertad de “preso político”

0
69

Matilde Lira, de Mujeres de Luz, señaló a Cimacnoticias que hasta el momento van más de cuatro mil firmas en apoyo a Márquez Ríos, prosecretario de divisiones del Comité Central del Sindicato Mexicano de Electricistas, detenido el 21 de octubre pasado, luego de protestar frente al Congreso de Puebla.

Las activistas, junto con organizaciones civiles, presentarán las firmas ante la Secretaría de Gobernación (Segob) y las Cámaras de Diputados y Senadores, para exigir que quede libre el sindicalista, quien fue acusado de daño en bienes y contra la riqueza nacional y privación ilegal de la libertad.

Las firmas, junto con la protesta que realizaron la semana pasada ante el Poder Judicial de Puebla, forman parte de las primeras acciones que llevarán a cabo las Mujeres de Luz, como parte de la campaña por la liberación de Márquez Ríos, encarcelado en el penal de San Miguel, de esa entidad.

Las esposas y familiares de las y los trabajadores en resistencia, continúan pendientes de la convocatoria del Comité Ejecutivo del SME para manifestar su descontento y exigir la restitución de los más de 16 mil empleos de los trabajadores que decidieron no liquidarse.

“NO VAMOS A DESISTIR”

El próximo 31 de enero las activistas se sumarán a la marcha en contra del alza de precios y la política social de Felipe Calderón, y el 1 de febrero estarán en la Cámara de Diputados para exigir a las y los diputados que modifiquen la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica, con el fin de crear un organismo que atienda Luz y Fuerza del Centro (LyFC) y emplee a los cerca de 16 mil trabajadoras y trabajadores en resistencia.

De igual modo, las Mujeres de Luz participarán en la caravana al Estado de México que realizará el SME el 5 de febrero, con el propósito de pedir al gobernador Enrique Peña Nieto que se pronuncie respecto a la situación del gremio electricista, ya que en esa entidad se concentra 60 por ciento del personal de la extinta LyFC.

El esposo de Matilde Lira era uno de los trabajadores que laboraron para la empresa pública en el Estado de México, y que quedó sin empleo tras el decreto de extinción de LyFC el 11 de octubre de 2009.

A partir de esa fecha, la vida de Matilde “se transformó radicalmente”, pues además de ser ama de casa, se convirtió en activista por la restitución de la fuente de trabajo de su esposo, que para ella significa el bienestar para su hija de 15 años y su hijo, de 12 años de edad.

La también educadora de profesión mencionó que continuará respaldando a la resistencia electricista. Dijo que se mudará a casa de sus padres para rentar su casa, y, de este modo, tener un ingreso seguro para la manutención de su familia.

En tanto, Matilde sigue vendiendo ropa, actividad que realizaba antes del cierre de LyFC para obtener un ingreso complementario, ahora es un trabajo vital. Pese a las dificultades, Matilde Lira asegura: “no vamos a desistir hasta ver el triunfo del SME”.

Por Guadalupe Cruz Jaimes

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here