Miguel Aceves Mejía, el inolvidable huapanguero chihuahuense

0
22

 

Trabajó como aprendiz de mecánico en la compañía Ford, allí conoció a Jesús Quezada, músico aficionado, que lo acompañó en su primera presentación en el Sindicato de Músicos de Chihuahua.

 

Trabajó como aprendiz de mecánico en la compañía Ford, allí conoció a Jesús Quezada, músico aficionado, que lo acompañó en su primera presentación en el Sindicato de Músicos de Chihuahua.

 

 

En 1936 fue contratado como cantante por la Compañía Teatral de Don Chema. Luego regresó a su provincia y en 1937, impulsado por Teófilo Borunda, partió hacia Monterrey y se presentó con el gerente de la emisora XET, Clemente Serna Martínez, quien le dio algunos programas, pero ante la competencia de Fernando Fernández y Pepe Guízar, pronto mermó el número de sus presentaciones. Afortunadamente conoció a Benito De la Garza Ortegón, quien lo contrató para inaugurar una radiodifusora en Sabinas, Coahuila, con la condición de que formara un trío. Nació así el trío Los Porteños, integrado por Miguel Aceves Mejía, Nicolás Jiménez y Emilio Allande. Tuvieron mucho éxito y al finalizar sus presentaciones regresaron a Monterrey.

En 1938 la compañía grabadora Decca grabó una serie de discos, motivo por el cual viajaron a Los Ángeles, California. En 1939, al declararse la Segunda Guerra Mundial, regresaron a México.

En 1940 Miguel Aceves Mejía se separó del grupo y se trasladó al D.F. Se presentó en la XEW y fue contratado para cantar el ritmo de moda: el bolero. José Sabre Marroquín le dio el programa El mundo elegante en la XEW. Interpretó ritmos afrocubanos en otros programas de dicha emisora. En 1945 fue contratado por primera vez en forma exclusiva para cantar ranchero en la Revista musical Nescafé. Al finalizar 1945 se desató una huelga de músicos en contra de las grabadoras comerciales. En ese entonces Aceves Mejía formaba parte del elenco de la grabadora RCA y fue llamado para grabar ranchero, cantando Hay unos ojos, Oh, gran Dios, Carabina 30-30 y La embarcación. Ante el éxito obtenido fue contratado en forma exclusiva por la citada casa disquera.

En 1945 realizó su primera gira artística, viajando a Los Ángeles, California, acompañado por el Mariachi Vargas. En 1951 viajó a La Habana, Cuba. En 1953 realizó una gira de un año por América del Sur. De regreso en México filmó su primera película, titulada A los cuatro vientos, junto a Rosita Quintana. Otros de sus grandes éxitos fueron Las Isabeles, Prieta linda, Grítenme piedras del campo, El pastor, Voy de gallo y Mazatlán. Como cancionero, Miguel Aceves Mejía es, a no dudarlo, junto con Jorge Negrete, Francisco Avitia y Antonio Aguilar, uno de los inmortales de la canción popular mexicana.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here