México, cuarto en AL en hogares pobres encabezados por padres jóvenes

0
34

“La indigencia de la pobreza y la indigencia entre los jóvenes de 15 a 29 años en la región alcanzaba 30.3 y 10.1 por ciento, respectivamente en 2009 (último año de cifras comparables entre todos los países), siendo este grupo, junto a los menores de 15 años, el más vulnerable en América Latina”, advierten ambos organismos.

En el caso de México, las estadísticas muestran que la población de entre 15 y 29 años de edad en pobreza supera ligeramente el promedio regional. Si sólo se toman en cuenta los adolescentes mexicanos de entre 15 y 19 años de edad, 35 por ciento del total viven en pobreza, es decir, más de los que hay en Venezuela, Brasil, Panamá, Costa Rica, Chile y Argentina, donde representan menos de 30 por ciento.

Otro renglón muy específico que analiza el estudio es el de jóvenes que ya son padres, pues en México están a cargo de 31.8 por ciento del total de hogares pobres. Según el documento, la maternidad adolescente en el país va en aumento, contrario a la disminución de la fecundidad a nivel global.

Con esa cifra, México sólo es superado en hogares pobres encabezados por jóvenes padres por Colombia, El Salvador y Paraguay, que alcanzan porcentajes de 37.6, 36.5 y 32.4, respectivamente.

En el otro extremo de 17 países analizados se encuentran Argentina y Uruguay, donde únicamente 12.6 y 16.1 de los hogares pobres están a cargo de jóvenes con hijos, y en Guatemala, Bolivia, Nicaragua y Paraguay la pobreza en este grupo supera el 50 por ciento del total.

En cuanto a los hogares catalogados como “indigentes” a cargo de padres jóvenes, México ocupa la posición número 13 en la región, ya que 5 por ciento se encuentra en esta situación, similar a lo que ocurre en Bolivia, Brasil y Venezuela.

Cepal y UNFPA hacen notar que la situación se agrava más para la población femenina: “En Ecuador y México la brecha de pobreza entre hombres y mujeres asciende a más de cinco puntos porcentuales, mientras en Paraguay, Honduras y Perú apenas ronda el uno por ciento”.

La brecha de pobreza entre las jóvenes mexicanas en comparación con los varones se repite también en la cuestión laboral. A la tasa de desempleo juvenil, que es 10 por ciento mayor en las ciudades que en el campo, se suman las diferencias de género: para la población de 25 a 29 años de edad, por ejemplo, México destaca junto con Guatemala “donde estas brechas se hacen más agudas en las áreas urbanas, en las cuales la participación de los hombres supera en 35 puntos porcentuales a las mujeres”.

La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here