México, al borde de una crisis alimentaria, advierte la CNC

0
23


Tenemos datos y señales del mercado de esta delicada situación y aunque el presupuesto del campo para este año (280 mil millones de pesos) es razonable y esperanzador, hay dificultades para empujar la producción de autoconsumo, sostuvo Cruz López Aguilar, presidente de la CNC.

A unos días de que entregue a Gerardo Sánchez la estafeta de la dirigencia nacional de la organización, López Aguilar apuntó que 45 por ciento de la producción nacional de maíz –que el año pasado, según la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) fue de 24.2 millones de toneladas– lo aportan los campesinos que tienen hasta cinco hectáreas y que están en el rango del autoconsumo.

Por eso la insistencia de los legisladores del sector campesino del PRI para que el gobierno fomente la producción de autoconsumo y que los recursos del subejercicio del presupuesto de 2010, que estimó fueron de 30 mil millones de pesos, se destinen a ese propósito, dijo el también presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados.

Lo preocupante es que el gobierno carece de un plan B para evitar situaciones de hambruna entre los 12.5 millones de habitantes de regiones marginadas del país, quienes comen únicamente tortilla, chile y café, y de los 30 millones que sobreviven del autoconsumo.

La escasez y carestía de los granos en el mercado internacional –que se transforman en carne– nos va a pegar muy duro, subirán de precio tortilla, pan, leche, aceites, huevo, carnes y ningún país va a querer vender alimentos a México pues primero protegerán su soberanía alimentaria. Lo que llegue será caro y de pésima calidad, porquerías como los despojos de carne y fórmulas lácteas.

Las autoridades no han querido entender que estamos en una situación parecida a la de 2008 y principios de 2009, frente a una potencial crisis alimentaria mundial. No he escuchado que tenga un plan de emergencia, pareciera que las cosas se van a arreglar por sí solas o que las va a resolver el mercado.

Héctor Salazar, secretario general de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México, también alertó sobre la falta de una estrategia alimentaria. El modelo de desarrollo económico del gobierno ha relegado al campo a segundo término; con el fomento a las exportaciones e importaciones presuntamente baratas, lo que generó fue una dependencia de alimentos. Se importa 76 por ciento de arroz; 96 de soya, 30 de trigo y 32 por ciento de maíz amarillo.

Es urgente reactivar la economía del sector rural para avanzar gradualmente en la autosuficiencia alimentaria, reducir la migración del campesinado y la pobreza rural en la que están 85 por ciento de los 24 millones de sus habitantes.

Dijo que ya no se debe apostar por esquemas asistencialistas con marcados objetivos políticos, la población requiere del desarrollo de la economía agrícola.

 

 

Periódico La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here