Los científicos anuncian la fecha en la que la energía oscura destruirá el universo

0
26

En dicha investigación, realizada conjuntamente por la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, el Instituto de Física Teórica de la Academia China de Ciencias, la Universidad de Pekín, y la Universidad Northwestern en Estados Unidos, los investigadores, bajo la dirección del astrónomo Xin Zhang, se dieron a la tarea de analizar de manera exhaustiva la energía oscura, que podría constituir el 70% del contenido actual del universo.

A diferencia de la ‘materia oscura’, que aparentemente es el elemento que mantiene unido al universo y cuya naturaleza es todavía incierta, la energía oscura estaría haciendo el trabajo contrario, haciendo que la expansión espacial sea cada vez mayor.

En las últimas tres décadas, los científicos han obtenido algunas pistas importantes para responder las preguntas sobre el origen del Universo. Según la teoría del ‘Big Bang’ se ha elaborado un marco para explicar su origen, sin embargo, para pronosticar su destino la naturaleza de la energía oscura es clave.

Según Zhing y sus colegas, el futuro del universo depende de una característica clave de la energía oscura, que es la manera en la que varía su intensidad dependiendo de los cambios en su densidad. Esta relación se denomina en cosmología como ‘w’, y constituye un medio importante para la investigación de la dinámica de esta energía.

En particular, si la ecuación w <-1 se cumple en algún momento del futuro, la densidad de la energía oscura crecerá hasta el infinito en un tiempo finito, y su repulsión gravitacional destruirá todos los objetos en el universo. Este ‘Big Rip’ es el foco principal del nuevo trabajo.

Así, los autores especularon sobre una serie de posibles consecuencias antes de que el fin del mundo cósmico tenga lugar. Por ejemplo, en la peor situación la Vía Láctea desaparecería unos 33 millones de años antes del ‘Big Rip’. Dos meses antes del fin del mundo, el Sistema Solar se desintegraría; cinco días antes, la Luna se separaría por completo de la Tierra; 28 minutos antes, el Sol sería destruido, y 16 minutos antes, la Tierra explotaría.

Sin embargo, debido a los astronómicos lapsos de tiempo que se necesitan para que esto ocurra, y partiendo de lo que ya se conoce sobre las propiedades dinámicas de la energía oscura, los investigadores afirman, con un tanto de humor, que todavía “hay un futuro muy largo por delante”.

Actualidad.rt.com

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here