Los actos económicos unidos a la cultura representan 2.7% del PIB

0
172

 

 

Los datos indican también que en 2012 los mexicanos destinaron 3.8 por ciento de sus recursos a la adquisición de bienes y servicios culturales entendidos en un sentido amplio, es decir, alrededor de 122 mil 269 millones de pesos, “un gasto mayor al que se realiza en los hogares por servicios de electricidad o telefonía”, señala el informe.

 

El documento explica que cada país puede delimitar su sector cultural en función de sus características particulares. No obstante, existen recomendaciones internacionales “que permitieron marcar la pauta sobre los aspectos generales que se deben de considerar en la delimitación del ámbito de la cultura nacional, como es el Marco para Estadísticas de Cultura de la Unesco”.

 

Al respecto, para obtener los presentes datos se determinaron como “bienes y servicios culturales”, por ejemplo, el gasto en Internet y televisión; el gasto en recreación y cultura, tales como entradas a estadios deportivos, hipódromos, autódromos, velódromos; entradas a ferias, parques de diversiones y juegos mecánicos; clases con maestros particulares de baile, gimnasia, cerámica, tejido, natación, idiomas, informática; servicios culturales (televisión de paga, cine, teatros y conciertos, circos, museos, parques nacionales y zoológicos); gastos en libros, periódicos y revistas; así como la asistencia y gasto a fiestas tradicionales, ferias y festivales artísticos y culturales, espectáculos en la vía pública. También se recabó información de usuarios de Internet que navegaron en la red, en al menos una ocasión, y de consumidores que adquirieron productos culturales en la vía pública, en al menos una vez.

 

Sin determinar si se trató de productos piratas, la encuesta revela que 47.1 por ciento de esos recursos se destinaron a la adquisición de bienes culturales “en la vía pública”, en contraste con lo que se pagó por ingresar a sitios y actos culturales (24.8 por ciento).

 

Anuncian seminario de análisis

 

Las familias invirtieron en el año referido en cuotas o cooperación por asistir a cursos y/o talleres culturales 8 mil 226.9 millones de pesos, es decir, 1.3 veces de su gasto realizado en la compra de analgésicos y 7 por ciento del gasto en refrescos.

 

La Cuenta Satélite de Cultura 2008-2011 incluye información proveniente de la Encuesta Nacional de Consumo Cultural de México (ENCCM), la cual reveló que 41 millones de personas usaron en 2012, al menos una vez, Internet; que 13 de 100 elaboraron al menos una pieza artesanal o manualidad; y que 35 de cada 100 individuos acudieron a ferias y festivales lo que equivale a 42 veces las asistencias al Festival Internacional Cervantino en 2012.

 

Destaca también el hecho de que el sector cultural generó ese año 778 mil 958 puestos de trabajo remunerados.

 

Se trata de la primera vez que se recaba este tipo de información, la cual plantea “un escenario novedoso y preciso, en el cual, incluso, hay datos diferentes a los que se habían manejado con anterioridad, lo cual permite visualizar de una manera real las acciones culturales venideras”, dijo el titular de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa.

 

Informó, además, que en mes y medio se convocará a un seminario para que especialistas en economía cultural, así como todos los que participan en el mundo de la cultura analicen los datos. No obstante, aclaró que en las metas para cumplir en el sexenio (de las cuales habló hace unos días en la celebración de los 25 años del Conaculta), “las cifras preliminares que nos dio el Inegi ya se tomaron en cuenta”.

 

En el encuentro con la prensa para presentar las estadísticas, el presidente de ese instituto, Eduardo Sojo, reiteró que muchos esfuerzos se habían hecho en el pasado para determinar las cifras del PIB cultural, “pero sin los elementos que se tienen ahora: la metodología de las cuentas nacionales, el censo económico y la encuesta de consumo cultural, entre otros”.

 

La cifra de 2.7 por ciento del PIB cultural (que representa 379 mil 907 millones de pesos) se obtuvo al sumar 2 por ciento de la valoración del mercado, 0.1 por ciento de la valoración económica de gobierno y 0.6 por ciento que corresponde a la producción cultural de los hogares (encuesta).

 

Futbol y lucha libre

 

Al contrastar la cifra nacional con el PIB cultural de otros países, los funcionarios explicaron que quitaron 0.6 por ciento proveniente de la ENCCM, para dejar el porcentaje en 2.1, pues es un indicador que no toman en cuenta otras naciones.

 

Por ejemplo Finlandia, cuyo PIB cultural es de 3.2 por ciento, “considera actividades tales como el teatro y los conciertos; bibliotecas, archivos, museos, entre otros; arte y tiendas de antigüedades; publicación y comercio de libros; producción y distribución de periódicos y revistas; radio y televisión; producción y distribución de cine y video; grabaciones; la fabricación y el comercio de instrumentos musicales y accesorios musicales; publicidad; arquitectura y diseño industrial; fotografía; entre otras”; España, con un PIB en ese rubro de 2.7 por ciento, “incorpora dentro de su sector cultural actividades tales como la producción editorial, cinematografía, artes escénicas, medios de comunicación, bibliotecas, juegos de azar, facturación del ocio en servicios audiovisuales, recreativos, culturales y deportivos”.

 

Sojo señaló que en México se tomaron en cuenta espectáculos como el futbol y la lucha libre, aunque aclaró que representan apenas 1 por ciento de las actividades culturales evaluadas.

 

Rafael Tovar adelantó que convocará a sus homólogos de otras naciones para integrar un grupo de trabajo con la finalidad de elaborar un manual sobre cómo medir el PIB cultural y así obtener cifras que sean referentes comunes.

 

La Cuenta Satélite de la Cultura de México se puede consultar en la página de Internet: www.conaculta.gob.mx/

 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here