Las dos caras de las redes sociales: ¿interacción o autodestrucción?

0
27

 

Si bien se han realizado estudios acerca de los efectos que tienen Facebook y Twitter en las personas, los resultados no se muestran tan contundentes, se sabe que el pertenecer a una red social le brinda al individuo una especie de sentimiento de pertenencia, la posibilidad de expresarse de manera más abierta y entablar relaciones con un mayor número de personas, pero eventos actuales han puesto a reflexionar a los investigadores acerca de los alcances y los posibles efectos de las redes sociales.

 

Diversos estudios han demostrado que el uso constante de Twitter y Facebook generan un tipo de adicción en los usuarios que les hace sentir la necesidad de estar conectados permanentemente; en algunos casos se ha visto afectada la habilidad de dormir y de concentración de los usuarios, además se ha observado un desgaste en las relaciones interpersonales de éstos a causa del uso excesivo de estas redes.

 

Neurocientíficos han descubierto que el interactuar en redes sociales libera ciertos neurotransmisores como la oxitocina y la serotonina; la oxitocina provoca un sentimiento de relajación y junto con la serotonina producen en el individuo una sensación de bienestar y felicidad. Esta podría ser la razón por la cual la gente se sienta tan atraída hacia este tipo de interacciones; estudios más reveladores han mostrado que los efectos físicos producidos en los usuarios ante la incapacidad de acceder a sus perfiles son equiparables a los experimentados durante el síndrome de abstinencia.

 

Sería ingenuo afirmar que ninguno de nosotros ha experimentado esta necesidad de conectarse, por esta razón es que algunos afirman tanto Facebook y Twitter fueron diseñados con el propósito de seducirnos y hacernos querer volver una y otra vez; Twitter nos deja con el sentimiento de que nos estamos perdiendo de algo si nos mantenemos desconectados por mucho tiempo, nuestro cerebro nos impulsa pues a tener un deseo de siempre estar ahí para saber qué es lo que está sucediendo, de alguna u otra manera las redes sociales nos convierten en una especie de zombies compulsivos que tratan de procesar un montones de información en búsqueda de algo relevante.

 

Otra de las desventajas de Twitter que ocasiona que algunos personas lo vean con recelo es la plasticidad del medio mismo, Twitter puede convertirse en lo que el usuario quiera: un medio informativo, un lugar para socializar, un lugar para promocionar un producto o un servicio, un lugar para ligar, un lugar para desahogarse, etcétera. El problema radica en el uso que se le da a este medio, debido a la cantidad de información publicada en Twitter o Facebook muchas personas han encontrado en estas redes sociales los sitios perfectos para encontrar a sus futuras víctimas y aprovechándose de la necesidad de socializar de algunas de ellas y del fenómeno del establecimiento de relaciones amorosas vía internet, logran sus cometidos que van desde el online bullying o stalking hasta secuestros y homicidios.

 

A pesar de todo las redes sociales han llegado para quedarse y  si bien los efectos a largo plazo sobre las conductas y la personalidad de los usuarios no ha sido establecido (se requieren de al menos diez años de estudio para conocer las posibles repercusiones en la psique de los usuarios) el uso de éstas debe de hacerse de manera responsable, el usuario debe de adoptar una postura crítica y cautelosa ante la exposición de su persona en este tipo de sitios, ya que nuestra vida privada se puede ver quebrantada e invadida de manera considerable a través de éstos medios.

 

Hoy por hoy algunas escuelas y empresas toman mucho en cuenta la imagen de las personas en las redes sociales y basan en ello la decisión de contratación o admisión; el usuario tiene la responsabilidad de vigilar lo que publica y cuidar su imagen online, ya que el internet nunca olvida y muchas veces la información queda almacenada aunque la cuenta haya sido eliminada; los padres deben educar a sus hijos e informarles acerca de los peligros que existen al compartir cierta información con extraños y mantenerse alertas ante las posibles conductas antisociales o adictivas que puedan presentarse.

 

El objetivo es mantener una interacción sana en las redes sociales y detectar los posibles problemas que el uso de Twitter y Facebook nos puedan ocasionar y ante algunos signos de conflicto actuar de manera oportuna y efectiva; sobre todo el usuario debe de crear conciencia de que las redes sociales no son un sustituto de la interacción cara a cara, se debe de buscar un balance entre estos dos ámbitos para mantener un equilibrio tanto emocional como social.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here