Las Barrancas del Cobre poseen un tesoro natural

0
23

Al ir descendiendo es imposible dejar de observar el majestuoso paisaje a nuestro alrededor,  las imponentes barrancas que se postran ante nuestros ojos,  fieles testigos de miles de visitantes a esta zona de serrana, es sin duda uno de los recorridos obligados por quienes se trasladan en el teleférico y por quienes visitan la sierra,   dónde el guía siempre amable y con una sonrisa explica lo que hay en el fondo de la barranca, durante el recorrido que dura aproximadamente  diez minutos, en una distancia de 2.75 kilómetros,   mientras desde las alturas  se observan las casas  en miniatura.

Mientras  continua la caminata Luis el guía y padre de cinco hijos, con la timidez que lo caracteriza va contando que  no se ha contado con mucho turismo en ésta época, el percibe un salario de 700.00 a la quincena,  por lo que él  se va a la pizca de manzana a Cd. Cuauhtémoc para poder darle una mejor calidad  de vida a su familia.  Sin perder su tímida sonrisa y su sentido del humor;  va explicando pequeños  aspectos de la vida en ese lugar, algunas plantas silvestres de las cuales se alimentan, como es el caso de la papa, el  epazote,  que se da en ese lugar, los nopales,  debido a que en el fondo el clima es tropical, se pueden observar arboles de mangos y papayas,  existe además una planta llamada zoclo la cual sirve para lavar la ropa ya que genera una especie de espuma, misma que las mujeres que ahí viven aprovechan al máximo, al no contar con recursos para  adquirir algún detergente;  también existen jabalíes  salvajes y uno que otro animal depredador.

Al llegar al fondo se encuentra un río  de agua  cristalina,  a lo lejos se puede ver el pequeño museo rarámuri, un mundo  que aun cuando aparentemente se ve sencillo, no lo es, ya que ahí dentro guarda gran parte de la historia de ésta raza, al contar con fotografías  de antaño, de muchas décadas atrás, así como utensilios de cocina, vestimenta tradicional, los molinos  para el maíz, pieles de chivas,  los típicos huaraches que ellos mismos fabrican,  algunos tipos de piedras que sacaron de las orillas de los riachuelos,  parecidas al cuarzo,  todo eso configura un tesoro invaluable.

Definitivamente desde el fondo la vista es aún mas espectacular,  ya que es el marco perfecto para tomar  hermosas fotografías y videos, se respira una paz y una tranquilidad excepcionales, un lugar mágico que sirve para reflexionar, para liberarse del stress cotidiano, la calidez  de su gente, que al ver llegar al turista sale con  los brazos abiertos a recibirlos y corren a mostrar todo su tesoro del cual están muy orgullosos.

Aunque el descenso  es sencillo, el ascenso no lo es tanto, ya que si no van preparados con agua y un buen bloqueador solar, se tornara mas difícil más no imposible a paso lento pero seguro, con la  felicidad de haber conocido éste lugar sin igual, que no tiene comparación,  es de admirar a los pobladores de la región que recorren ese camino hasta 3 veces al día guiando al turismo, lo hacen con una facilidad y una agilidad asombrosa, niños y adultos por igual sin perder su gran sonrisa,  saludando a quién se cruza por su paso.

Por eso no olviden realizar dicha caminata en su visita a las barrancas, además de que se divertirán y disfrutaran de un majestuoso paisaje, es una fuente de ingresos para sus habitantes una alternativa de empleo y progreso, el costo de la caminata es de 80 pesos por persona,  sin duda alguna es una experiencia inolvidable,  jamás imaginaste que en una región áspera y remota se encontrara un lugar tan maravilloso y sorprendente, rico en historia y poseedor de tantas maravillas de la naturaleza,  no tienes que salir del país  para conocer lugares mágicos, el estado de  Chihuahua te ofrece infinidad de  municipios y pequeños pueblos asombrosos, llenos de una belleza sin igual, llenos de historia,   empápate de su cultura,   gastronomía  y  artesanías, es una  alternativa más para disfrutar de tus vacaciones

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here