La sociedad necesita mayor sensibilidad por la belleza: Slim

0
19

 

Ayer, al mediodía, antes de una actividad privada por la noche, Carlos Slim Helú, presidente de la fundación que lleva su nombre, se reunió con los representantes de los medios de comunicación para hablar con detalle, sin prisa y con mucha pasión sobre los pormenores del proyecto museístico en el que calcula haber invertido alrededor de “20 mil horas” de trabajo.

“En nombre de mi familia y mío nos da mucho gusto poder ofrecer este gran proyecto del museo y poder compartir las colecciones de la Fundación Carlos Slim y de la familia”, manifestó el empresario.

 

 

Ayer, al mediodía, antes de una actividad privada por la noche, Carlos Slim Helú, presidente de la fundación que lleva su nombre, se reunió con los representantes de los medios de comunicación para hablar con detalle, sin prisa y con mucha pasión sobre los pormenores del proyecto museístico en el que calcula haber invertido alrededor de “20 mil horas” de trabajo.

“En nombre de mi familia y mío nos da mucho gusto poder ofrecer este gran proyecto del museo y poder compartir las colecciones de la Fundación Carlos Slim y de la familia”, manifestó el empresario.

 

 

 

Respecto del proyecto que “en su principio fue muy ambicioso, tecnológicamente avanzado, estructuralmente complicado, también en la construcción, tenemos el orgullo que todo fue hecho por mexicanos en México”.

Inversión en tiempos de crisis

La nueva sede del Museo Soumaya –la de Plaza Loreto seguirá funcionando– “encabeza, por decirlo así, física y artísticamente” el proyecto de Plaza Carso, “una inversión muy grande, que fue realizada durante los años de recesión mundial, 2008 y 2009, y terminado en 2010. Fue una obra que dio numerosos empleos de alta calificación tanto en la obra misma como entre los proveedores de todos los materiales, estructuras y acabados que se usaron en el proyecto que está culminando su primera gran fase, en la que 60 por ciento de lo que tendrá la plaza está ya construido”.

Slim Helú apuntó que falta por construir el vecino museo de la Fundación/Colección Jumex para “formar esta área cultural y de entretenimiento”, así como un hotel y unos departamentos colindantes. Ya que la colección del Museo Soumaya se concentra en el arte clásico, y la Fundación/Colección Jumex en el contemporáneo, “se ofrecerán los dos proyectos”.

Originalmente pensado para terminarlo en 2010, con motivo del bicentenario de la Independencia, de todos modos el museo “fue construido en un tiempo récord, si quitamos lo que se refiere a la excavación y los estacionamientos; una gran obra en cuanto a volumen e ingeniería. La estructura se construyó prácticamente en un año, de septiembre de 2009 a septiembre de 2010, y todo lo demás que no es la estructura se terminó en un tiempo de prácticamente seis o siete meses”.

En estas semanas que “hemos diferido la apertura es porque estamos planteando algunas medidas más de servicio y seguridad a los visitantes”.

Obra del acervo del nuevo Museo Soumaya, recinto que desde hoy abre sus puertas al públicoFoto María Luisa Severiano

Aunque Slim Helú calificó el área del vestíbulo como “fantástica, enorme, no creemos que haya muchas parecidas que ofrezcan estos espacios”, apuntó que “la barda que hay en la rampa era un poco baja”, así que “la hicimos un poco más grande para evitar accidentes”.

El presidente de la Fundación Carlos Slim hizo hincapié en la necesidad de la población de desarrollar una “mayor sensibilidad, mayor interés por la belleza, por la estética, por lo que se ha hecho en la historia de la humanidad, y en este sentido que pue-

da apreciar estas obras de arte que se han hecho en el mundo y en nuestro país, en particular”.

El Museo Soumaya Plaza Carso ocupa alrededor de 10 mil metros cuadros de terreno y cuenta con cinco pisos subterráneos de estacionamiento. Las oficinas y las bodegas del acervo, también abajo del vestíbulo, así como otro piso de gran dimensión, “en el que vamos a tener la biblioteca latinoamericana, que consta de alrededor de 3 mil 500 volúmenes de arte latinoamericano, así como el archivo de Gibrán, que forma parte del acervo de la fundación y muy probablemente invitemos al Centro de Estudios de Historia de Carso a que tenga parte de su archivo aquí”, dijo Carlos Slim.

Las obras de arte ya empiezan a verse desde el vestíbulo. Slim, quien compró las obras “una por una”, dijo tener “muchas favoritas”, aunque respecto de los murales, como sólo hay tres en el acervo, accedió a decir que Naturaleza muerta (1954) es su consentido. Muchas obras del acervo fueron adquiridas en subastas en el extranjero como en México. Para la apertura de la nueva sede se pidió a los museos mexicanos que prestaran una obra, de allí que 50 museos del país aportaron igual número de piezas que se exhiben como parte del guión museográfico.

Colección de un golpe

El español Alejandro Massó, asesor museográfico de la nueva sede del Museo Soumaya (Miguel de Cervantes Saavedra 303, colonia Ampliación Granada), dijo estar “en presencia de una de las posiblemente 10 o 12 mayores colecciones creadas de golpe por un hombre en el mundo. Equivale a los grandísimos esfuerzos que hicieron principalmente industriales de Estados Unidos a imagen de la aristocracia francesa e inglesa del siglo XIX, que crearon colecciones personales para sus casas, y luego pasaron a ser grandes museos, con nombres muy conocidos”.

Fernando Romero, a su vez, dijo que “México en los años 50 y 60 utilizó la arquitectura para construir la identidad del país. Ahora, éste es el primer edificio de la era digital en la aplicación del diseño a la arquitectura”.

Hoy, a las 19 horas, Raquel Tibol dará la conferencia Rosa Luxemburgo y el Día de la Mujer Trabajadora, con la cual se estrenará el auditorio del nuevo Museo Soumaya.


Periódico La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here