“La inversión”

0
25

“DESDE CUALQUIER ÁNGULO EN EL ENTORNO” sujeta la definición clásica que tiene que ver con el gasto o la colocación, la transacción, o el  negocio, la especulación; significa ahorro, ubicación de capital y  postergar el consumo, o sea, se invierte para ganar, aunque a veces se pierde lo que se aplica. Los economistas desarrollan estudios que sencillamente intitulan: “proyectos de inversión”. Naturalmente que como ejercicios prácticos, se ensayan los famosos “anteproyectos” que equivalen a bosquejar en la inversión privada, de manera rápida y menos compleja, las posibilidades que redundan en las esperanzas de ganar al exponer los apuros hacia la menor incertidumbre (riesgo aceptado) y tras la rentabilidad, el beneficio esperado (rendimiento). La definición más aceptada sobre la inversión, señala que es aquélla por medio de la cual se aplican ciertos bienes con el ánimo de obtener ingresos en un horizonte de tiempo (corto, mediano y largo plazos). En la inversión pública, los gobiernos se preocupan por garantizar, además de la evaluación económica sobre el beneficio/costo y la Tasa Interna de Retorno (TIR), le evaluación social, es decir,  los criterios de recuperación de la inversión pública a través de obras que cuentan con el estudio técnico para  beneficiar a la mayor cantidad de población necesitada (agua potable, drenaje, electrificación, vivienda, pavimentación, alumbrado,  vías de comunicación, etcétera).

 

El potencial de desarrollo en México es muy amplio, a grado tal de que la inversión pública es insuficiente para abarcar las enormes necesidades que existen; faltan inversiones en infraestructura, educación, cultura, como punta de lanza, y prácticamente en todas las áreas relacionadas con el estado. Brasil, sólo como un odioso punto de comparación, posee en su inmenso territorio, vastas riquezas naturales que hacen pensar a los especialistas que es el único país de América que logrará salir del subdesarrollo en los próximos años, porque ha sabido invertir fuertemente en el cambio de la cultura de sus pobladores, porque ha superado con creces la crisis financiera de 2008 y porque invierte mayormente en la educación. L@s mexican@s  debemos creer en el gobierno y en las políticas; el respeto por nuestras leyes e  instituciones, tras un ordenamiento gubernamental que deba romper de una vez y para siempre con  la corrupción, la violencia, el deterioro de los servicios públicos, la incertidumbre laboral y el dispendio en sueldos y salarios, prestaciones y componendas de los servidores públicos de los tres poderes. La búsqueda y encuentro de la excelencia en nuestro país, exige una inversión sistemática hacia la correcta formación cultural del pueblo, a partir de la escuela en todos los niveles, de  las empresas, de las iglesias, de las instituciones conformadas para resolvernos adecuadamente en forma constante.

Enfocar la inversión a la educación en todos los sentidos, respeto, responsabilidad y compromiso en el trabajo; propugnar por mejorar nuestra tecnología, nuestra calidad médica, nuestros servicios en general; amar y honrar a México; ampliar nuestras expectativas y la confianza en nosotros mismos; invertir mejor nuestros “tiempos y movimientos” en el deporte para conservarnos saludables, en el trabajo para ser más productivos, en el sano esparcimiento para convivir más con la familia, en el aspecto cívico para atender las fechas conmemorativas en honor de quienes nos dieron patria y otorgaron su existencia en aras de sus ideales y nuestro progreso…

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here