La institución más sagrada: La Familia

0
27

 

Es en el recinto  familiar donde los hijos aprenden el cultivo de los valores, el respeto que es el guardián del amor.  La honradez, la generosidad, la responsabilidad, la gratitud. Etc. Cada familia sin planteárselo crea el ambiente, ya sea de amor, rigidez, egoísmo, orden, trabajo,  pereza. Etc.

 

El amor autentico vivido en el seno familiar debe esparcirse en la sociedad. La familia debe salir de si misma para compartir esta vivencia profunda del amor entre ellos, que es el reflejo del amor de Dios. Los hijos, generalmente  los adolescentes van experimentando cierta sensación de inseguridad y surgen los problemas por eso, sentir la confianza en papá en mamà,  es fundamental podemos decir vital. ¿Qué es un papá?… Es aquel que genera vida, es el constructor de un nido de amor, es un refugio seguro para el hijo. Un papá es aquel que sabe decir NO cuando es lo justo y decir SI, cuando es lo conveniente. Desde luego, papá es también un proveedor  lleno de amor y ternura. Es maravilloso ver al papá de hoy, cambiando pañales y dando de comer a sus niños, aquí es donde se comienza a estrechar  los lazos más fuertes del amor.

 

¿Qué es una mama?…Es aquella en donde por un mandato divino, la vida comienza…Es en ella donde aguardamos nueve meses… Es aquella que cuando llegamos a este mundo, nos recibe con una sonrisa que florece en lágrimas de emoción y agradecimiento.  Logra la concentración familiar, la unión de varias almas y es el pilar más firme.

 

La familia es la primera  escuela. Alguien dijo que si se puede procrear fuera de la familia, pero es mejor educar dentro de ella. Exigir es un ingrediente esencial del amor.  El amor legítimo vivido en  familia, debe compartirse a la sociedad, que es un reflejo del amor del Dios. Esos dos pilares tan importantes, les corresponde mantener unidos a los que componen una familia, no esperar un cumpleaños, boda, u otro acontecimiento para convocar a una reunión, simplemente cualquier pretexto sirve para estar juntos. Ahora los abuelos están en asilos, los padres trabajando, los bebes en guardaría y los jóvenes desorientados.

 

Claro que los tiempos de crisis que estamos pasando requieren vivir de esa manera, además son otros tiempos, todo evoluciona, las épocas cambian,  la consistencia humana no, sigue siendo la misma pero el amor persevera. El amor es el mayor de todas las virtudes, de todos los valores y está sobre toda adversidad. Por experiencia propia o ajena, sabemos que el adquirir productos, derrochar dinero, gastar en cosas excesivas te hace feliz transitoriamente, pues con eso, la sed, la paz y la seguridad no quedan satisfechas. Al  fin y al cabo el dinero se  va a la basura cuando se emplea mal. En droga, alcohol, tabaco, casinos,  entretenimientos, pornografía, etc.…Custodiemos la unión familiar vigilando que los hijos se sirvan del celular, televisor, Internet, cable, pero no permitas que estos medios se sirvan de tus hijos. 

 

Mantengamos  el control de la situación económica con cierta austeridad equitativa, esto nos permite sostener   buenas relaciones interpersonales, vivir dignamente y sobretodo sentirte libre. Ahora,  es bueno  fijar la calidad de  tiempo que  dedicamos a nuestra familia, porque en cuestión de tiempo está la prioridad  En este ambiente nocivo que nos tocó vivir, urge a las familias permanecer unidas fomentando los valores.  A  los padres les corresponde ser los primeros en impartir la educación sexual. Aquí la gran diferencia marca el destino de cada ser humano, sin embargo algunos padres deciden apartar la educación sexual de lo espiritual.

 

Los hijos merecen una educación profunda, seria y llena de buenos principios, donde estén presentes los valores humanos, y porque no, cristianos también, es un tema muy delicado que se avoca al amor matrimonial y al inicio de la vida, si recordamos que desde esa sexualidad, cada uno de nosotros nacimos, fuimos deseados y amados, porque un hombre y una mujer dijeron SI, al amor.

 

Los momentos más hermosos y felices los he pasado rodeada de mis seres queridos, porque una familia unida, es un paraíso anticipado.

 

María del Socorro Carrillo Vda. de Rodríguez

coyocarrillo@hotmail.com

 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here