La décima parte de la población en la punta de la pirámide concentra 41.4% de la riqueza

0
35

 

Una décima parte de los mexicanos que se encuentra en la punta de la pirámide del ingreso concentra 41.4 por ciento de la riqueza generada anualmente en el país, proporción similar a la registrada en 2000, de acuerdo con información del Banco Mundial.

 

La proporción actual muestra un deterioro respecto del nivel registrado en 2006, cuando la décima parte de la población más acaudalada concentraba 37.9 por ciento del ingreso nacional, según datos del organismo.

 

El ingreso promedio trimestral por habitante en el país es de mil 377 pesos entre la población que se ubica en el estrato inferior de la pirámide de distribución de la riqueza. En cambio, para la décima parte de los que están en la punta, el ingreso promedio trimestral es de 35 mil 949, mencionan datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

Entre los que más ganan y los que menos obtienen del ingreso nacional hay una diferencia de 25.6 veces, indican datos de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH) 2008, el último ejercicio de este tipo sobre el que se han publicado los resultados. La ENIGH es elaborada cada dos años por el Inegi.

 

La creciente brecha entre quienes más ganan y aquellos que se quedan con una menor porción del pastel fue destacada esta semana por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), a la que pertenece México.

 

El organismo mencionó que México es uno de los dos países con mayor desigualdad en el ingreso en el conjunto de los 34 que lo integran. El otro, también latinoamericano, es Chile.

 

En México, señaló la OCDE, 10 por ciento de la población más acaudalada tiene un ingreso promedio 27 veces mayor al del 10 por ciento más pobre. Se trata de una proporción que triplica a la media de los 34 países del organismo, que es de nueve veces.

 

Más allá de la cuantificación de la brecha de ingreso entre pobres y ricos, la OCDE menciona que la mayor inequidad en la distribución de la renta en un país incrementa los riesgos y desafíos en los órdenes económicos y políticos y en el plano ético, relacionados con dejar a más gente rezagada en una economía mundial en constante cambio.

 

En el conjunto de las naciones que integran la OCDE el ingreso de 10 por ciento de la población más rica fue en promedio cerca de nueve veces mayor que el del 10 por ciento de la población más pobre, indicó un reporte de ese organismo publicado el lunes pasado.

 

Los datos de la OCDE se refieren a 2008, último año para el que hay información comparable para el conjunto de países. El 15 de julio próximo el Inegi hará públicos los datos de la ENIGH 2010.

 

El reporte de la OCDE Abordando la desigualdad llama la atención sobre las diferencias en la distribución del ingreso entre los diferentes países que forman el organismo. Por un lado, en los países nórdicos y del centro de Europa el ingreso del 10 por ciento de la población más rica es cinco veces mayor al que obtiene el 10 por ciento de la más pobre. Mientras, abunda, en México y Chile esa brecha se amplía: el 10 por ciento de la población en la punta de la pirámide tiene un ingreso 25 veces mayor al de los más pobres.

 

En los países en desarrollo, la mayor integración a la economía mundial y las reformas de política económica han resultado en un mayor crecimiento económico. Esto ha llevado a un impresionante avance en la reducción de la pobreza extrema, situación en que se encuentran aquellas personas con un ingreso diario de 1.25 dólares (19 pesos mexicanos). La desigualdad en el ingreso, sin embargo, se ha incrementado desde niveles que ya eran relativamente altos en economías en desarrollo, con la excepción de Brasil, país donde se ha dado una mejora en la distribución del ingreso en la última década, indica el reporte de la OCDE.

 

Datos del Banco Mundial muestran que México avanza en un sentido inverso al de otras naciones latinoamericanas que han logrado avances en los últimos años en la distribución del ingreso que generan sus economías.

 

En México, 10 por ciento de la población de mayor ingreso concentra 41.4 por ciento del ingreso total, según datos del Banco Mundial. Era una proporción similar a la de 2000, cuando el Partido Acción Nacional comenzó a gobernar el país: 41.1 por ciento. Luego ocurrió una mejoría, pues la porción bajó a 35.04 por ciento en 2004; y creció a 37.9 por ciento en 2006.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here