Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina comienzan hoy su gira Dos Pájaros Contraatacan, esteran en Chihuahua

0
89

“Para hacer una canción ayuda que te haya mandado a la mierda tu mujer”Al ver el comportamiento de Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina cuando están juntos parece que se está frente a dos mozalbetes que se fueron de pinta y juegan ser rockstars. En algunos momentos parecen fingir molestia por las respuestas del otro, arrebatándose/complementándose las preguntas o como que actúan que compran diversión, y en otros más se muestran como lo que son: dos enormes músicos que han influido en la educación sentimental de varios miles de personas en España y Latinoamérica.

Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat están de visita para promover su gira Dos Pájaros Contraatacan, que empieza hoy en el Auditorio Nacional. Hablaron de muchas cosas en la conferencia de prensa y en entrevista con La Jornada. Recomendaron al próximo presidente de México, Enrique Peña Nieto, “que siga leyendo”.

Sabina se refirió a los 60 mil muertos que ha dejado la guerra contra el narcotráfico en México. Dijo: “Un muerto me parece mucho, 60 mil es una tragedia nacional a un nivel horrorosamente grave… lo peor es que no se ve que en el próximo gobierno estén decididos a hacer nada nuevo, en ningún sentido”.

Serrat completó: “Los problemas sólo los arregla la gente. No tenemos que esperar a que los arregle nadie; la gente con su fuerza, su participación, la gente haciéndose responsable de la gente y empujándola hacia adelante. Nos pueden quitar todo, pero no las ganas de reír”.

Sabina externó: “La vez pasada que vine llamé al Presidente ingenuo por la guerra contra las drogas; hace unos días leí unas declaraciones en las que se decía que habría que despenalizarlas. ¡Ah buena hora, carajo!”

Ya en entrevista con La Jornada, se les pregunta cómo dejaron España, Serrat responde: “Mejor de lo que está hoy… no quiero ser pesimista, pero tienen que ocurrir muchas cosas para que pueda variar el rumbo. Todos los esfuerzos de recuperación no sólo en España, sino en los demás países, están cargados en los trabajadores y la clase media… evidentemente es un problema de capitales, pero cuando se está a merced de un sistema financiero absolutamente ambicioso, sin límites; un sistema financiero que pone y quita políticos, que hace leyes, está bastante difícil que la gente pueda encontrar vehículos para coordinarse y poder enfrentar estos problemas. Durante muchos años una de las grandes ocupaciones de la derecha ha sido destruir la credibilidad de los sindicatos, de las asociaciones, la credibilidad de todo aquel que pueda representarles un enfrentamiento y, lamentablemente, con los medios de comunicación a su servicio”.

Serrat continúa: “Suben el IVA para que los espectáculos sean más caros, los libros, los discos, las obras de teatro… encarecen esto que consideran un producto mercantil, olvidando todo lo que tiene de cultural. Además toman medidas para que los libros sean más caros, los conciertos, los boletos de cine, las funciones de teatro… tomándolos como un producto de consumo y olvidando su valor cultural”.

Se les pregunta a los compositores si alguna vez una canción se les ha escapado de las manos. Sabina responde: “Existen dos modos, uno es cuando la sueñas y es maravillosa y en el proceso de creación se va bajando a un nivel pedestre; el otro modo, que pocas veces sucede y es maravilloso, es exactamente al contrario, cuando se te escapa de las manos y haces lo que no te habías atrevido hacer… Hay un tercer modo, cuando tú no crees demasiado y el público la elige”.

Serrat menciona: “Cuando acabas un trabajo intuyes que algunas canciones son buenas, porque uno también es público, uno no ve por los ojos de los demás, sino por los propios, las escuchamos con nuestros oídos y las sentimos con nuestro corazón, entonces sabes perfectamente que hay en algunas canciones algo más, pero sorprendentemente puede ocurrir que temas aparentemente más sencillos, menos trabajados, en los que no estás seguro de que los resortes no son capaces de conmover como te conmueven a ti, esos se suben y otros se te caen”.

Sabina arrebata la palabra y dice: “Yo tengo una definición, que no es mía, lamentablemente, porque me gusta mucho, una buena canción es una buena letra, una buena música, un buen arreglo, una buena interpretación y algo más que nadie sabe lo que es y que es lo único que importa… aunque siempre ayuda que te haya mandado a la mierda tu mujer”.

Serrat secunda: “Si fuera por eso yo escribiría una gran canción al día”.

Luego de dar un largo trago a su cerveza clara, Sabina menciona: “Tenemos sistemas totalmente distintos”. Serrat quita la palabra: “Yo soy muy perseverante, lo que incluso me ha llevado a estropear canciones que están bien”. Sabina, de nuevo, interrumpe: “Como decía Picasso a él ‘la inspiración le pilla trabajando’”. Serrat retoma su explicación: “A veces me arrepiento de ser perseverante, de darle muchas vueltas a algo, que al final no sé si acabo mejorando o estropeando. Me doy cuenta de que tengo que terminar cuando me llaman y me dicen ‘mañana grabas’”.

Sabina reflexiona sobre la respuesta de Serrat: “Has dicho una cosa muy interesante, que me pasa a veces también, el perfeccionismo lleva a estropear una canción que tenía una magia pura y a base de corregirla se va a la mierda”. Serrat extiende: “Eso te pasa mucho con las canciones que escribiste hace 40 años…”. Sabina: “Que las cambiarías y seguro que lo harías mal”. Serrat revira: “Volver a retomar una forma de escribir de hace 40 años es imposible”.

“En vivo, puedes mejorarlas”

Sabina cambia de curso la charla: “Por eso el directo es maravilloso, porque ahí sí puedes mejorarlas, cambiarlas, estropearlas, disparatarlas y puedes reírte de ellas”. Serrat sigue: “Les puedes quitar el dramatismo que tenían o ponerle más, dependiendo de la complicidad con la gente”. Sabina da el colofón a este tema: “En esta gira él interpreta Canción a la Magdalena, y lo hace tan bonito, tan hermoso, que la Magdalena no parece puta, sino diosa… De cualquier forma para escribir yo dependo mucho de la calentura, cuando estoy más activo, cuando estoy de gira, en el escenario, en los hoteles es cuando escribo cuatro versos o un asomo de melodía que retomo cuando estoy en casa. Pero no sé encargarme canciones, no sé sentarme en la mesa a trabajar, no sé hacerlo y envidio mucho a los que lo hacen”.

Serrat bromea: “Yo nunca me he subido a un andamio ni bajado a una mina”. Sabina responde: “¡Trabaja cabrón. Trabaja!”. Serrat responde: “Luego a base de trabajo solo, tampoco sale nada, tienes que poner los codos sobre la mesa y esperar a que llegue la inspiración ”. Sabina pregunta: “¿Pero cuando hiciste esas maravillosas canciones, a los 18 años, no era así?”. Serrat responde: “Las hacía entre masturbación y masturbación. Creo que es lo normal que con la edad adquieres una forma de plantear lo que quieres escribir. Lo que no puedes hacer es querer escribir una cosa como hace 40 años y que te lo creas”.

Cambiando de tema Sabina dice que ahora se concentra en las cosas esenciales de la vida: “La primera es respirar, después en el amor, la amistad y la familia que uno elige, que puede tener o no que ver con la familia biológica. Pero a él lo considero mi hermano; me gusta ir de viaje con él, comer y hacer entrevistas con él, y subirme al escenario, esas cosas son fundamentales, reír, tomar un copa, fumarse un cigarro y trasnochar con los amigos y si aparece una rubia y tu mujer no se da cuenta, ¡eso no lo cuentes en el periódico!” Sobre esto Serrat dice: “Cada quien es esclavo de sus palabras. Lo esencial es estar vivo, en un buen estado de salud… lo fundamental para mí es elegir las cosas fundamentales”.

En este sentido para muchos su música es esencial, se les pide su opinión. Serrat responde primero: “Lo que hacemos no es fundamental; me gusta pensar que es importante, pero que sea fundamental me preocupa por la salud de la persona que cree eso. Considero que le va mal cuando la música de quien sea es fundamental, que no entienda su día a día sin nuestra música”. Sabina quita la palabra para opinar: “No se puede ni pensar en un mundo sin canciones, sería inhóspito”. Serrat precisa: “Yo no he dicho eso. Pensar que mi vida no tenga sentido sin la música de Dylan, seguramente me habría perdido de algo cojonudo, pero seguramente mi vida tendría la misma calidad”. Sabina zanja el tema: “Discrepo un poco de eso”. Serrat bromea: “Por eso es tu vida y mantenemos el celibato”.

Sabina despeja la incógnita de cómo se dio esta segunda gira juntos: “Después de que acabó la gira Dos Pájaros de un Solo Tiro él siguió con sus conciertos y yo con los míos. Nunca nos pasó por la cabeza volver a hacerla porque había sido tan disfrutable, que queríamos que se nos quedara en la memoria; luego nos encontramos gente que no pudo vernos…”. Serrat interrumpe: “También hubo gente que nos encontramos y que sólo ofrecía dinero”. Sabina retoma: “Claro hubo ofertas importantes y también fue creciendo en los dos una nostalgia por la primera gira”. De nuevo Serrat: “Pero nos propusimos hacer algo distinto; no podíamos salir con el mismo concierto, ni siquiera modificando el espacio o cambiando las canciones; lo que hicimos fue algo importante para nosotros, dar un paso más allá y por eso hicimos el disco”. Susurrando Sabina dice: “Creo que lo que nos va bien es que nuestras mujeres son amigas. Eso es fundamental, porque si esas dos brujas no se quisieran, la gira sería un infierno. Pero se adoran. Creo que son lesbianas”. Serrat pregunta: “¿Qué es eso?”

Específicamente se le pregunta al catalán Joan Manuel Serrat cual es su jugador favorito del Barcelona: Xavi, Iniesta o Messi. Responde: “Creo que Messi es el más grande del siglo XXI, pero seguramente Messi sin Xavi y sin Iniesta no luciría. Pero seguro que sin un jugador como Messi, el Barcelona no hubiera conseguido los triunfos que ha obtenido en los años recientes”. Sabina, como buen seguidor del Atlético de Madrid, dice: “Eso yo lo tengo bien claro: Radamel Falcao, igualado en goles con Messi y el Alethi comparte el primer lugar con el Barcelona. No podríamos estar mejor”. Serrat concluye la charla diciéndole a Sabina: “Mira, tú no lo sabes porque no usas Internet, pero si en Google: Madrid el mejor equipo del mundo, te pone ‘Quizá quiso decir Barcelona’”.

Además de presentarse en el Auditorio Nacional el 12, 13, 17, 18, 20 y 21 de octubre y el 3 de noviembre, la gira Dos Pájaros Contraatacan, también tocará ciudades como Puebla, Monterrey, Guadalajara, Chihuahua y Aguascalientes.

La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here