¿QUIEN ES EL ESPIRITU SANTO?

0
38

(1) El Hecho de que Es una Persona Está Demostrado por los Usos de Su Nombre –

Cuando bautizamos a una persona, la bautizamos en el nombre del “Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.” Usamos el nombre del Espíritu conjuntamente con los nombres de Jesús y de Dios.

Cuando pronunciamos una bendición bíblica, nuevamente usamos el nombre del Espíritu del mismo modo en que usamos el nombre de Dios y de Cristo. Si el Espíritu Santo sólo fuese una influencia, no lo mencionaríamos conjuntamente con estos otros dos grandes nombres. Dios y Cristo son personas; relacionamos el nombre del Espíritu con sus nombres porque el Espíritu también es una persona.

(2) El Hecho de que Es una Persona Está Demostrado por Sus Apariciones en la Tierra.

-Puedo ver a Jesús bajando a las aguas del Jordán. Juan el Bautista lo bautiza en estas aguas. Al subir de estas aguas, las puertas del cielo se abren, una luz brillante le circunda, y una corona de gloria desciende y reposa sobre la sagrada cabeza de nuestro Salvador. El Espíritu descendió en forma de paloma, simbolizando mansedumbre y pureza. El Espíritu fue visto a orillas del río cuando Jesús subió de las aguas, al par que Dios habló desde el cielo.

Algunos años después contemplamos a una compañía de discípulos en el Aposento Alto. Jesús ya había ascendido al cielo y estos discípulos aguardaban la venida del Espíritu como lo prometiera el Salvador. El ruido de un viento recio de pronto hinchió la casa, una luz refulgente brilló en derredor de ellos, y lenguas repartidas como de fuego se asentaron sobre cada uno de ellos. Esta fue una aparición maravillosa del Espíritu Santo en persona. Una influencia no puede aparecer; tampoco se la puede ver, El Espíritu Santo estaba allí en persona.

(3) El Hecho de que Es una Persona Está Demostrado por las Características Personales que Se Le Atribuyen.-

El conocimiento se le atribuye al Espíritu. 1 Corintios 2:1 1: “Así tampoco nadie conocía las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.” La voluntad se le atribuye al Espíritu. 1 Corintios 12:1 1: el “… Espíritu, repartiendo particularmente a cada uno como quiere.” Dios tiene ciertos dones espirituales destinados para los hombres. El Espíritu desea que se distribuyan a ciertos hombres y el Espíritu así lo hace. El intento se le atribuye al Espíritu en Romanos 8:27: “Mas el que escudriña los corazones, sabe cuál es el intento del Espíritu.” El poder se le atribuye al Espíritu. Romanos 15:13: “Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz creyendo, para que abundéis en esperanza por la virtud del Espíritu Santo.” Sabemos, pues, que el Espíritu Santo es una persona ya que sabe, ejerce voluntad, intención, y las funciones de una mente.

(4) El Hecho de que Es una Persona Está Demostrado por los Hechos que Se Le Atribuyen.

-En el primer capítulo de la Biblia leemos que “el Espíritu de Dios se movía sobre la haz de las aguas,” (Génesis 1:2) y creó el orden del caos. En un tiempo no había orden; la tierra se asemejaba a un valle de tinieblas bajo sombra de muerte. Fue entonces cuando Dios, el Espíritu Santo, meditó en la condición de la tierra. Plantó las semillas de vida y produjo toda clase de árbol, planta y cosa viviente. El inspiró la redacción de la Biblia. “Los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” (2 Pedro 1:21 ) Moisés escribió el Pentateuco, mas el Espíritu Santo movió su mano. David escribió los Salmos y Salomón los Proverbios, mas fueron impulsados por el Espíritu Santo. Isaías, jeremías y otros escribieron las profecías del Antiguo Testamento, mas sólo escribieron según iban siendo inspirados por el Espíritu. El guía a los siervos de Dios. En Antioquía el Espíritu Santo le dijo a la iglesia: “Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra para la cual los he llamado.” (Hechos 13: 2) El Espíritu Santo le habló a Pedro, diciéndole: “Levántate, pues, y descienden predicarles el evangelio a los gentiles.” El Espíritu Santo le habló a Pablo, diciéndole: “No vuelvas a Asia sino vé a Macedonia.”

(5) El Hecho de que Sea una Persona Está Demostrado por el Tratamiento que Recibe como Persona.

– El Espíritu puede ser contristado. Efesios 4:30: “Y no contrastéis al Espíritu Santo de Dios.” El Espíritu puede ser resistido. Hechos 7:51: “… vosotros resistís siempre al Espíritu Santo.” Se le puede mentir al Espíritu. Pedro le dijo a Ananías en Hechos 5:3: “¿por qué ha llenado Satanás tu corazón a que mintieses al Espíritu Santo?” Todos estos hechos nos enseñan que el Espíritu Santo es una persona. No es una influencia, no es un atributo, sino que es una persona verdadera. Debemos pensar en él, pues, como persona, procurando conocerlo y entregándonos completamente a él.

2. El Espíritu Santo Es Dios, la Tercera Persona de la Trinidad

Esto es algo que nunca alcanzaremos a comprender completamente, este misterio de Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo. Lo adoramos como a un solo Dios; sin embargo, está en tres personas. Dios el Padre es la mente, Dios el Hijo es el cuerpo, y Dios el Espíritu es el alma.

(1 ) El Espíritu Está Demostrado Ser Dios por los Cuatro Atributos que Se Le Confieren.

– Estos atributos son: omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia y eternidad, los cuales pertenecen a Dios, también se le atribuyen al Espíritu Santo, probándonos que el Espíritu es Dios.

(2) El Espíritu Santo Está Demostrado Ser Dios por las Tres Obras Divinas que Se Le Atribuyen Unicamente a Dios.

– Sólo Dios puede crear; sin embargo en Job 33:4 leemos: “El espíritu de Dios me hizo.” Sólo Dios puede impartir vida pero leemos que “Dios . . . alentó en su nariz soplo de vida, y fue el hombre en alma viviente.” (Génesis 2:7) Este soplo es el Espíritu de Dios. Sólo Dios puede ser el autor de profecías divinas; y sin embargo se nos dice en 2 Pedro 1:21 que no se pronunció profecía alguna por voluntad de hombres, sino que el hombre habló en lugar de Dios inspirado por el Espíritu Santo. Sólo Dios puede hacer estas cosas y sin embargo, el Espíritu Santo las realiza. Por tanto, el Espíritu Santo es Dios.

(3) El Espíritu Santo Está Demostrado Ser Dios por el Hecho de que los Mismos Pasajes del Antiguo Testamento que Se Refieren a Dios, en el Nuevo Testamento Tienen que Ver con el Espíritu Santo.–

(4) El Espíritu Santo Está Demostrado Ser Dios por la Manera en que Está Ligado con el Nombre de Dios y de Cristo en la Fórmula Bautismal y en la Bendición Bíblica-

El Nombre del Espíritu Está Ligado en Igualdad con el del Padre y del Hijo.- ¿Ves quién es? Es una persona al igual que lo es Jesús; es Dios al igual que el Padre Celestial es Dios, aunque no se revela a ningún hombre. Hoy Jesús no está aquí en la carne, pero el Espíritu Santo está tomando su lugar, Es una persona y es Dios.

¿Dónde está hoy? ¿Permanece ocioso? No.
Está en todas partes pero aún más, vive en el corazón de los creyentes, Observa un alma doblegada y le dice: “Venid a Jesús, que os hará descansar.” Ve ojos anegados por las lágrimas y las seca, pidiéndole al atribulado corazón que mire a Jesús. Ve un alma batallando contra las tormentas y le habla palabras de consolación. Conjuntamente con el Padre y el Hijo, él está trabajando por la salvación de las almas y por la edificación de los santos. El es una persona viva, una persona divina.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here