Importante, filmar violencia que vivimos: Brad Pitt

0
20

Pitt confía de nuevo en Andrew Dominik, el realizador que le hizo merecer la Copa Volpi del Festival de Venecia por The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford, para meterse en la piel de un pistolero, que arregla a tiros lo que el dinero no puede o malogra.

 

Su personaje se preocupa por matar sin causar un daño excesivo a la víctima, procura evitar a aquellas que conoce y sobre todo que sufran. “Vivimos en un mundo violento. Es importante rodar esa violencia”, argumentó el actor, que además produce este trabajo.

“Tendría más problemas si tuviera que interpretar a un racista, que a alguien que dispara a otro en la cara”, apuntó.

Dominik rueda de forma lenta y al ritmo de la música las escenas más violentas de la cinta, lo que vagamente remite a una extraña mezcla de Matrix y Pulp Fiction.

Ray Liotta, James Gandolfini y Richard Jenkins completan un plantel de secundarios de lujo, junto con Scoot McNairy y Ben Mendelsohn. Killing Them Softly cuenta con una trama simple: un mafioso es contratado para ajustar las cuentas a unos ladrones de otro mafioso. Dominik emplea el mundo del crimen para establecer una metáfora con el sistema capitalista, que también engulle a los más débiles.

El realizador neozelandés se basó en la novela de los años 70 ambientada en el mundo de las drogas Cogan’s Trade (de George V.

Higgins) para constuir esta historia, que en su opinión, es una película “sobre el capitalismo”.

Es por ello que ambienta la cinta en las elecciones en plena campaña electoral de 2008 e intercala intervenciones de los candidatos a la presidencia de entonces (John McCain y Barack Obama).

“Estados Unidos no es un país, es un negocio”, asegura el personaje de Pitt cuando escucha las bien intencionadas palabras de los candidatos presidenciales. En rueda de prensa, Pitt explicó que su país es una nación extraordinaria “con muchas dimensiones”. Existe la idea de justicia, innovación, integridad. “Hay que proteger esos ideales con cuidado”, explicó el actor, que no se mostró reacio a responder a cuestiones personales.

Le preguntaron por sus planes de boda con Angelina Jolie y el actor contestó con la resignación de la cortesía obligada que todavía no tienen fecha. La actriz no podrá acompañarle hoy en la alfombra roja de Cannes debido a que está preparando su próxima película.

A quien sí se puede ver hoy en Cannes es al director británico Ken Loach, quien deleitó a la prensa con la comedia Angels’ Share, también sobre un grupo de delincuentes, aunque estos maleantes juveniles son unos “ángeles” en comparación con los tipos de Killing The Softly.

La Jornada digital

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here