Hay que denunciar las injusticias, aunque el precio sea alto: Joan Baez

0
2

Joan Baez permanece como una fuerza de la naturaleza musical cuya influencia es incalculable: marchó al frente en el movimiento por la lucha de los derechos civiles al lado de Martin Luther King, inspiró a Vaclav Havel en su lucha por la democracia en la antigua Checoslovaquia, cantó en la primera gira de Amnistía Internacional, sobresalió en el Movimiento del Libre Discurso, organizó la resistencia a la guerra de Vietnam y, 40 años después, elogió a Dixie Chicks por su valentía en la protesta de la guerra de Irak, entre otras muchas cosas.

Respecto a este tema se le pregunta ¿por qué canta?

“Hay que seguir cantando porque es lo mejor que hago y aunque no sé cuánto más me duré lo voy a continuar haciendo, porque siempre hay algo por qué hacerlo, algo que me hace feliz y siempre hay algo por qué alzar la voz. Así que yo seguiré haciéndolo mientras pueda”.

La música conecta con la gente

A pesar de su importancia e influencia en el mundo, Joan Baez dice: “No creo que el mundo me deba algo, porque todo lo que he hecho ha sido por el bien de los demás, por el bien de alguien más. Creo que el mundo no me debe nada”. Aunque considera: “Tuve un regalo cuando nací, este regalo fue la voz y otro de los regalos fue mi elección de cómo usarla y eso creó una fuerza, pero sin la gente que me escucha esa fuerza no hubiera tenido ningún sentido, nunca hubiera llegado a nada; esa fuerza está en la gente que está a mi alrededor y el público”.

Además, Joan Baez confesó: “Al principio no necesitaba cuidar mi voz, no hacía nada, sólo cantaba, pero conforme fue pasando el tiempo, como la garganta es un músculo y era mi instrumento, comencé a ejercitarla, a practicar con ella, lo que me permitió lograr una disciplina, no únicamente con mi voz, sino con mi cuerpo en general y por eso estoy aquí cantando”.

En sus primeras grabaciones Joan Baez presentaba baladas tradicionales con rock, antes de, inconscientemente, presentar al mundo a Bob Dylan en 1963, iniciando con una tradición de mutua enseñanza que continúa a la fecha.

–¿Qué es lo que extraña de la música que se hacía en las décadas de los 60 y 70?

–Me he mantenido en contacto con los creadores musicales de los años 60, pero creo que la cuestión es más profunda, porque ahora la música ya no conecta con la gente, con la sociedad estadunidense; creo que ahora en América Latina es donde la música está conectando con la sociedad.

Agregando a su respuesta, Joan Baez considera que esta falta de conexión es porque “la sociedad estadunidense ahora es más estúpida que en los años 60, ahora la gente no se interesa por las cosas que les afectan, es difícil que te escuchen y también es difícl que tomen una postura, no como en los 60. Esta falta de conexión se debe a una mezcla complicada de elementos, porque si bien hay buenos músicos, buenas canciones y gente comprometida en actuar social y políticamente, no existe el mismo concepto de empoderamiento que existía en las décadas de los 60 y 70, que era un contexto que ahora no existe.

“Después de la guerra de Vietnam, definitivamente hubo un cambio de mentalidad; la gente quedó desorientada, no supo qué camino tomar y uno de los caminos que se tomó fue precisamente el del show business en la industria musical”.

Acerca del tema de la censura la cantante opinó: “El problema de la censura, no sólo en México, sino en todo el mundo, es que no corresponde con los tiempos que estamos viviendo, es increíble pensar que actuamente los gobiernos sigan censurando, aunque sea música de dudosa calidad o música que no quisieras que tus hijos escucharan o música mala… todos tienen derecho en tocarla y presentarla”.

Siguiendo con esta idea dice: “La derecha y los sectores conservadores tienen mucho poder en todo el mundo y se sienten amenazados por las expresiones artísticas, tratan de controlarlas o nulificar este tipo de manifestaciones”.

Específicamente, sobre lo que ofrecerá en su concierto de la ciudad de México, adelantó: “Siempre que doy shows quiero mantenerme fresca y vigente, pero para esta gira por Latinoamérica y México tocaré la mayoría de mi repertorio en español, además de canciones nuevas y al final tocaré mis canciones clásicas, las que todo el público espera que cante, las más conocidas”.

Los boletos para Joan Baez en México, ya están disponibles a través del sistema Ticketmaster, en las taquillas del Teatro Metropólitan y al teléfono 53 25 90 00. Precios entre 380 y mil 80 pesos. La Jornada

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here