Gravedad, de Alfonso Cuarón, arrasa en los premios Bafta

0
132

Gravedad, del mexicano Alfonso Cuarón, fue la gran ganadora de los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA, por sus siglas en inglés) la noche del domingo con seis trofeos, entre ellos a mejor película británica y mejor director, mientras el drama 12 años esclavo, del inglés Steve McQueen, fue distinguido como mejor película de 2014.

En la ceremonia realizada en el Royal Opera House Covent Garden de Londres, también se entregaron los premios a mejor sonido, mejor música original, mejores efectos visuales y mejor fotografía, del también mexicano Emmanuel Lubezki.

La película de McQueen, que narra la historia verdadera de un músico negro de Nueva York secuestrado en 1841 y convertido en esclavo en el sur de Estados Unidos, se impuso como mejor película a Gravedad y a Escándalo americano, entre otras, en su duelo particular por los galardones cinematográficos del año que concluirá el 2 de marzo con los Óscar de Hollywood.

Cuarón y Lubezki brillaron en la gala de reconocimientos que otorga la Academia Británica. De esta forma el realizador mexicano y el cinefotógrafo son los primeros connacionales en recibir el prestigioso galardón británico.

Los otros que estaban postulados en la categoría de mejor director fueron Steve McQueen (12 años esclavo), David O. Russell (Escándalo americano), Paul Greengrass (Capitán Phillips) y el reconocido Martin Scorsese (El lobo de Wall Street).

Lubezki derrotó en su rubro a Sean Bobbitt (12 años esclavo), Barry Ackroyd (Capitán Phillips), Bruno Delbonnel (Inside Llewyn Davis) y Phedon Papamichael (Nebraska).

“No lo dirían por mi acento, pero me siento parte de la industria británica. He hecho la mitad de mis películas aquí, supongo que soy un buen ejemplo de porqué reducir la inmigracion”, dijo Cuarón luego de recibir su premio y en alusión al debate político sobre los trabajadores extranjeros, provocando risas en el auditorio.

Antesala del Óscar

La 67 edición de los premios BAFTA fue presentado nuevamente este año por el actor y comediante Stephen Fry.

Los premios son considerados la antesala de los Óscar y se otorgan cada año en febrero para “reconocer a aquellos que han contribuido al impresionante trabajo creativo para el desarrollo del cine británico”.

El galardón es una máscara de bronce, inspirada en la tragicomedia teatral, diseñada por la estadunidense Mitzi Cunliffe en 1955, y se ha convertido en un símbolo de lo mejor del cine mundial.

Por su parte, Chiwetel Ejiofor alzó el trofeo a mejor actor por su interpretación de Solomon Northup, hombre libre de Nueva York en el siglo XIX que fue secuestrado y obligado a trabajar en las plantaciones del sur de Estados Unidos, mientras Cate Blanchett fue distinguida como mejor actriz por su papel de una mujer rica que lo perdió todo y que intenta adaptarse a su nueva vida con los nervios siempre alterados en Jazmín azul, de Woody Allen.

Blanchett dedicó su trofeo al actor estadunidense Philip Seymour Hoffman, muerto a principios de febrero. “Phil, colega, esto es para ti, cabrón. Espero que estés orgulloso”, dijo.

El actor somalí-estadunidense Barkhad Abdi ganó el BAFTA a mejor actor secundario por su papel de líder de una banda de piratas somalíes en Capitán Phillips, mientras Jennifer Lawrence fue premiada por su interpretación de una ama de casa manipuladora en Escándalo americano.

 

El filme de David O. Russell también ganó en las categorías de maquillaje y guion original. En tanto, El gran Gatsby, de Baz Luhrmann, fue distinguido en los rubros de vestuario y diseño de producción.

La postulación de la epopeya espacial a los premios había sido controvertida debido a que Gravedad, protagonizada por Sandra Bullock, es en realidad una película estadunidense.

Sin embargo, la Academia de Cine británico justificó la candidatura aduciendo que la película, que aspira a 10 premios Óscar, se había rodado en parte en el Reino Unido.

McQueen, londinense, dedicó su discurso de agradecimiento al problema de la esclavitud en nuestros días.

“Existen 21 millones de personas que viven como esclavos mientras nosotros estamos aquí. Espero que en 150 años nuestra ambivalencia no haga que otro director pueda hacer esta película”, dijo.

La pujanza de la industria cinematográfica británica ha contribuido a aumentar su presencia en Hollywood y ha permitido que películas tan aparentemente poco británicas como Gravedad compitieran en la 67 edición de los BAFTA.

La recompensa a la mejor película extranjera fue para la italiana La grande belezza, de Paolo Sorrentino.

Gravedad lideraba, con 11, el número de candidaturas, seguida con 10 por 12 años esclavo y Escándalo americano.

Al final, en los BAFTA, Gravedad se llevó los galardones a mejor dirección, música original, fotografía, efectos especiales, sonido y mejor película británica.

12 años esclavo, por su parte, recibió dos: a mejor película y actor.

La actriz inglesa Helen Mirren, la Isabel II de la película La reina, inscribirá su nombre junto a los de otros grandes artistas británicos como Charlie Chaplin y Alfred Hitchcock al recibir un BAFTA honorario por el conjunto de su carrera.

El príncipe Guillermo de Inglaterra le dio el premio. La describió como “una actriz británica extremadamente talentosa a la que debería llamar ‘abuela’”.

La actriz de 68 años citó un pasaje de La tempestad, de Shakespeare, al recibir el premio. “Estamos hechos de la misma materia que los sueños y nuestra breve vida cierra su círculo con otro sueño”, aseguró.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here