El último Tsolk’in de la era

0
58

 

 

”Quienes no destruyan la Tierra serán sus herederos”. Ya no deseaba regresar a ese sistema de cosas destinado a morir, quería seguir viviendo con los pueblos indígenas, los cuales tenían otro sistema de vivir respetando la naturaleza, ahí me sentía a gusto. Pero sabía también que a los acontecimientos por venir no podríamos escapar en sitio alguno de este planeta y los tendría que afrontar de algún modo. Aún estoy esperando los eventos cruciales que puedan acabar con las distorsiones y contaminación del mundo civilizado y rescatar al planeta de su total degradación; ya no fue en el año 2001 como se especuló tanto, pero de una manera mucho más pausada están sucediendo las cosas, han tardado mucho en cumplirse tales sucesos, sin llegar a darse de una manera tan drástica como las miré.

Ahora se han puesto de moda las 7 profecías que supuestamente son mayas y que nos hacen una serie de advertencias muy ciertas y dignas de tomar en cuenta y el hecho de que sean mayas o no, yo particularmente creo no, aunque algunas deducciones de ellas sean basadas en el análisis del calendario de esta cultura, no tiene importancia, pues las deducciones a las que llegan son el resultado de un análisis científico y profundo acerca de las consecuencias que ha traído la forma de vivir del ser humano contemporáneo.

Al constatar con la ciencia moderna el gran avance que la Cultura Maya tuvo y que su sabiduría refleja un grado avanzado en lo que en ciencias como astronomía, arquitectura, medicina, matemáticas, filosofía, etc. y al considerar que para el año 2012, el 7 de mayo, comienza el último Tsolk’in (ciclo de 260 días) de la Era 4 AHAU, 8 KUMK’UH, según la cuenta que llamo TUNICH K’AHLAY del maestro H-K’inyah (Héctor M. Calderón), podemos pensar que los creadores de esta cuenta del tiempo, la más perfecta sobre el planeta, quienes basaron sus cuentas calendáricas en la observación del movimiento del cosmos, podían haber tenido el cálculo perfecto de los grandes y pequeños ciclos biorítmicos de nuestro sistema solar; de ello existen muchas evidencias. Entonces veamos porqué podemos pensar en un cambio muy importante para este planeta dentro de esas fechas.

Quiero exponerles las señales que tenemos desde 8 años al 2012: En el 2004, Sak Ek’, Venus pasa por enfrente del disco solar en el 7 de Junio. El 8 de mayo del 2008 entra el Haab (ciclo de 365 días) 13 AHAU, este signo de Tsolk’in es el 260 de esa tabla, numérica y filosóficamente es el Cero, muy significativo, quizás, de algún modo, punto de arranque para todos aquellos que se preparan para recibir una Nueva Era que presentimos y deseamos se haga realidad. Podían ser muy definitorios los sucesos alrededor del 13 AHAU y más los del 4 AHAU (2012); por ahora me concretaré a reseñar los importantes eventos astronómicos que podríamos tomar como marcadores celestes, para enfocar el último ciclo de 260 días de esta Era Maya y que comienzan el 7 de Mayo del 2012 y terminan el 22 de enero del 2013, dando comienzo a una Nueva Era en la Cuenta Larga Maya a un nuevo OSHLAHNÍKTE (13 flores calendáricas de 144,000 días, otros 5,125 años con 134 días):

7 de Mayo; entra el Haab con cargador 4 AHAU, lógicamente en el Cero Poop, el punto de arranque para el trabajo del iniciado (primer día del primer mes de 20 días del Haab). 4 se dice KAN en maya y significa semilla, maduración, sabiduría; AHAU es el máximo grado del Solk’in y significa “el que abre el camino o el que hable fuerte, la voz del principal, del espíritu de luz”. La fuerza de TSAB KAN es manifiesta.

Bolon Yokteil, el Viejo Pata de Palo, o sea Júpiter se va aproximando a K’in, el Sol. Sak Ek’, Venus, la Estrella Blanca, como estrella de la tarde, terminando su ciclo de portera de las tinieblas nocturnas.

Por H. Cheh – Keh Sergio Calderón Córdova

www.arteyculturamaya.com

www.calendariomaya13soles.blogspot.com/

arteyculturamaya@yahoo.com.mx

 

 

 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here