El renacimiento de la Humanidad. Y su maestro El Dolor

0
118

Por Adolfo Carrillo Aguirre.- La humanidad desde que está en la faz de la tierra, ha experimentado una gran cantidad de sufrimiento, de dolor.

Y cada uno de nosotros, los seres humanos, hemos conocido, sentido [muy frecuentemente, y cada vez más, desgraciadamente] el gran dolor y el sufrimiento, grandes tristezas, remordimientos; grandes penas, vergüenzas; y son esos sufrimientos y dolores, la causa de lo que somos, de lo que hemos creado como nuestra realidad, la que hemos diseñado. Y de ese modo particular de cómo vivimos y existimos, en uso de nuestro libre albedrio. Es en esta cualidad última donde queda la gran posibilidad de un renacimiento de la humanidad en un mundo y realidad benevolente armónica y justa.

Iniciemos nuestros comentarios sobre ese nuestro lado oscuro [solo a vuelo de pájaro, brevemente], de esa realidad terrible y atroz que está ahí, nos grita y nos explota en pleno rostro [en el presente y en ese largo tiempo de las edades y las eras en que la humanidad ha estado presente]. Y qué es esta realidad actual, contemporánea? [la que hemos autoconstruido] Pues sin temor a equivocaranos, consideramos que no es hermosa, no es una experiencia placentera [cotidianamente]; no es una realidad de la cual podamos estar orgullosos, de ninguna manera, dada sus atroces expresiones.

Entonces, cabe preguntarnos, qué hacer ante ella. Pensamos, que solo dos caminos se abren en el horizonte.

El camino de una realidad imposible de crear, sostener y experimentar. Veamos el por qué.

Debido a que ese sendero. Ese mundo, en donde solo pensemos en sí mismos, creando una realidad de sí y para sí mismos. Y únicamente, en donde solo cada uno exista. Solo donde nuestra individualidad se experimente, y en donde haga que todo parezca bien, que nos permita solo sentir el placer de “estar muy bien”. Donde solo nos disfrutemos cada uno a sí mismos. ESE ES UN MUNDO IMPOSIBLE, no puede ser real, dada la condición de ente gregario del ser humano.

Y, por otra parte, esta ese sendero; ese otro camino, el del Guerrero, que lucha y actua en su camino por la vida, armado de Consciencia.

Ese camino del Guerrero, es aquel en el cual todo lo que habíamos vivido y experimentado, de todo lo que habríamos visto, en todo el tiempo que hemos existido en este mundo, en esta realidad, y de cuya experiencia [en algún momento cumbre de nuestra vida] nos habra dictado la sabia visión del DARSE CUENTA y de manera profunda, lo que somos cada uno en esencia, en el sentido de que se trata de una misma presencia inmersa en todos y cada Ser Humano. De ser así, y a causa de ello, de ese darse cuenta, puede ser posible plantearse la cuestión de que esa nuestra situación nefasta no puedo seguir así. Que no se puede seguir auto engañandonos, extendiendo más nuestros propios diseños de esa atroz y dolorosa realidad que niega la vida verdadera. Y que no es posible proseguir existiendo en ignorancia y ceguedad a lo que en realidad está pasando, en este mundo, en esta realidad de sufrimiento y dolor.

Y podrá ser que debido a esos cuestionamientos, que a todos, en algún momento de esta nuestra existencia nos podría alcanzar la indignación; ese cuestionamiento propio que nos permite la auto confesión de nosotros mismos, y nos lleve a esa afirmación de que: “no somos más que la mueca de lo que soñamos ser” Pero, será por ello, precisamente, que nos podremos alzar con la conciencia entre los dientes para construir un pensamiento propio, y que se rebela a ser la patética forma de vida que solemos padecer y llevar a cuestas. Y será que aún así, con toda y esa toma de consciencia de nuestra propia insensatez, de esta realidad atroz que hemos creado; por ese dolor y sufrimiento que cada día originamos y soportamos los humanos y que estamos experimentando en este mundo, en esta realidad; seguiremos escogiendo y aceptando deliberadamente no mirar, no ver, evadir ese darse cuenta, para continuar existiendo en ignorancia y ceguedad.

Debido a ello, deberá ser Profunda nuestra decepción y la tristeza nos seguira inundando al Ver, sentir, experimentar, cada día, lo que la humanidad y cada uno de nosotros reproducimos y soportamos.

Pues si es así. Desgraciadamente. Pero lo seguirá siendo?

Seguramente esa realidad negativa prevalecerá si los Humanos escogemos no mirar para continuar existiendo en ignorancia y ceguedad, encerrados, atrapados y esclavizados, en nuestros propios diseños [negadores de la vida verdadera] nefastos, de nuestra propia existencia egoísta auto creada.

Pero el ser humano que ha despertado y tomado consciencia de esa realidad de sufrimiento y dolor auto infligido, podría preguntarse. ¿Por qué aceptamos y seguimos sosteniendo esta realidad de cochinada, donde todo parece que está empeorando?

Por qué no nos detenemos en seguir reproduciendola? Por qué sufrimos? ¿Por qué nos cuesta cada vez más enfrentar cada mañana esa realidad malévola? Por qué, a veces, tengo deseos de abandonara este mundo, de escapar de él.

Por qué no podemos ver [de una vez por todas], el propósito de cada una de nuestras vidas, y la razón para continuar existiendo.

Pues bien, ese último Sendero, el del Guerrero de la consciencia, es aquel que nos indica [a pesar de todo] que esa realidad puede romperse, destruirse

Ya que nos hace vislumbrar que estamos entrando en una era donde nuestra propia individualidad, donde la propia existencia egoísta deberá será trocada, arrancada, será borrada y de que debemos perder nuestra auto creada realidad egoísta y que nos exhorta a que debemos Ver, por primera vez y nos demos cuenta.

Y que cuando nos atrevamos a ver de verdad y contemplar, nos darenos cuenta lo que está pasando en realidad, lo que estamos negando, lo que nos hemos ocultado.

Lo que hemos temido

Y podremos, de esa manera conquistar, el estadio de la verdadera y autenticidad de todo Ser Humano auto realizado.

De que Solo así estaremos dignamente de pie. Y será en ese momento cuando alcanzaremos la coherencia e integralidad personal [que debería ser colectiva] con la honestidad para con nosotros mismos.

Lo cual traerá una nueva auto creación, una nueva auto realidad. Una nueva era donde el antiguo mundo se desplome.

Ese es el efecto verdadero del terminación del 13 baktun de que hablan los mayas en sus cuenta larga.

Deberá desplomarse en la verdad, lo que es la oscuridad del Ser.

Eso es lo que está en el horizonte de un renacimiento de la humanidad, donde cada uno será forzado a ver, a entender, a mirar con el corazón, Y de que podamos elegir, soberanamente, el deseo de parar de escondernos, de negar en ignorancia y ceguedad. Eligiendo el deseo de parar en culpar a los otros.

Pero esa toma consciencia, ese darse cuenta sobre lo que hemos hecho y fincado esta nefasta realidad, deberá indicarnos, en última instancia por simple sentido común, que ello debe detenerse ya…..De que nos demos cuenta de manera definitiva de que Todos somos UNO, y solo el Amor es lo que debe imperar en la verdadera Humanidad.

 

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here