El ángel fue testigo de lo que hace la música en la sangre

0
19

Con un lleno total la plaza del Ángel abrigó toda una gama de sentimientos y expresiones.

Estar junto a un grupo numeroso de jóvenes, es contagiarte de energía, de poder, de entrega desinhibida, de sueños y un constante desplegar de alas para volar con la imaginación y  con actitudes audaces.

Ser joven es alcanzar todo sin límites, la juventud  impulsa, transforma  un espíritu en  movimiento, sensualidad, creatividad y toda forma de expresión.

Estando en medio de jóvenes no hay edad, se vive el instante como si fuese la eternidad,  el  mundo se siente mío, propio de la juventud.

Estos grupos  de música, brindaron la oportunidad a los jóvenes que  saben divertirse, expresarse de una forma ordenada y sentirse felices y plenos.

La música no tiene límites para sacar la esencia de los jóvenes y adultos,  permanecer a lado de una multitud como la que se vio este 19 de septiembre de 2011 es una experiencia que trasciende por toda una eternidad.

 Los movimientos sensuales de la juventud contagian y hace que la sangre fluya con una naturalidad propia de esa edad.  Sin duda Dios sabe lo que hace en cada etapa de la vida.

Dios bendice nuestros jóvenes y nos da la confianza de creer en ellos porque son nuestro presente y futuro que nos llevara a la inmortalidad.

Ser joven es ser creativo, es vencer miedos y tomar retos de toda índole.

La confianza se siente cuando un grupo de jóvenes es aceptado, se siente la protección cuando su espíritu es libre y autentico, apegado a valores.

Hablar de juventud es hablar de retos sin precedentes.

Ver jóvenes unidos es querer ser joven eternamente.  De pie, levantando las manos gritando y sonrientes los jóvenes dieron muestra de que si se puede divertir de una forma sana y autentica.

El grupo de Radaid Con sonidos actuales, estilos contemporáneos  nos brindaron  su estilo propio de  Rock, Trip hop, post rock. Ritmos audaces y extraordinarios, y sin duda se esperaba con ansias el famoso y  único grupo de PATE DE FUA

PATE DE FUA, con sus instrumentos singulares nos pusieron a bailar, a sentir y hasta exigirle al cuerpo se moviese al ritmo que nos iba marcando la música que ellos nos presentaron éste día , mismo que  permanecerá por siempre en nuestro recuerdo capturando la eterna juventud.

Gracias al gobierno del estado y al 7° FESTIVAL INTERNACIONAL CHIHAUHA por hacernos vibrar de esta manera.

Un compromiso que cumple lo que promete. Rescatar a nuestros jóvenes.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here