Contratos de producción compartida con Pemex atraerán más capitales: especialistas financieros de Santander

0
77

En su análisis semanal El Indicador, que empezará a circular entre los participantes del mercado accionario a partir de mañana lunes, los analistas estimaron que la aprobación de la reforma en energía es bastante probable a corto plazo.

“Pensamos que la aprobación de dicha reforma puede ser un catalizador muy positivo para el mercado” bursátil mexicano. De acuerdo con información publicada por diversos medios estadunidenses (The Wall Street Journal, Financial Times, Bloomberg, etcétera), el PRI y el PAN han llegado a un acuerdo preliminar para modificar la iniciativa original del gobierno con el propósito de otorgar a las compañías privadas un mayor control en los nuevos contratos para explotar petróleo y gas.

Los analistas de Santander citaron: “La nueva versión de la reforma permitiría al gobierno decidir el tipo de contrato que sería ofrecido para cada proyecto. Éstos podrían ser contratos de servicio, contratos de utilidad o producción compartida o licencias”.

Señalaron que al parecer el PAN está tratando de impulsar una iniciativa que dé mayor certidumbre a las compañías del sector privado. Recordaron que la propuesta original de reforma energética del PAN propone la apertura completa del sector a través de concesiones.

“Aunque pensamos que es poco probable que se modifique la Constitución para permitir concesiones, un modelo de producción compartida o un modelo de licencias garantizaría un control operativo más amplio de los proyectos que el modelo inicial propuesto por el gobierno de contratos de utilidad compartida. Un movimiento en dicha dirección ciertamente sería tomado muy positivamente por los inversionistas”.

El jueves pasado en un Foro organizado por la publicación especializada The Economist, Mario Alberto Beauregard Álvarez, director de finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex), confirmó que entre las alternativas que se analizan en el seno del Congreso para ser incluidas en la reforma energética del gobierno federal están los contratos de utilidad compartida, las concesiones y además contratos de producción compartida.

Los especialistas consideraron que una vez superado el impasse político en Estados Unidos el mercado accionario mexicano puede retomar su tendencia al alza apoyándose en los recientes recortes a las tasas de interés del Banco de México, pero sobre todo en la esperada aprobación de la reforma energética. “Pensamos que dicha reforma será el detonador de fuertes inversiones en los sectores de energía e infraestructura, lo cual permeará a otros sectores de la actividad económica”.

Por separado, el jueves pasado Irene Mía, directora regional para Latinoamérica en la Unidad de Inteligencia de The Economist, señaló que el Pacto por México ha sido el pasaje para muchas reformas, pero aclaró que siempre hay que ver la implementación y el alcance de las reformas y ése es el desafío que se presenta.

Sobre la reforma energética anticipó que generará protestas sociales y “vamos a ver más”. Lo que nos preocupa, dijo, no es tanto la protesta en sí misma, aunque claro la protesta es algo que provoca perturbaciones en la ciudad de México, pero el hecho de que haya una tensión social puede limitar el alcance de las reformas y eso lo hemos visto con la reforma fiscal.

Irene Mía destacó que la reforma energética va a ser una prueba muy fuerte para la cohesión del Pacto por México y también demuestra otra vez como el Pacto ha sido una idea muy buena para negociar con los partidos, pero no hay que olvidar que cada partido tiene su agenda, advirtió. La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here