Conócete a ti mismo

0
28

 

Ya lo dijo el Sabio Filosofo Sócrates. Conócete a ti mismo.

Y ese luminoso y profundo pensamiento de “Conócete a ti mismo”, ha desencadenado una vertiginosa exploración de los enigmas de nuestra condición, en su miseria, su vanidad, su inconstancia, pero también en su dignidad.

El apotegma Socrático lleva implícito el objetivo de iniciación, es esa búsqueda del conocimiento de sí mismo, de la evaluación de lo que somos, de nuestra naturaleza y condición humana, y de esa necesaria profundización de nuestra esencia.

Es la cuestión fundamental, de la cual derivan respuestas verdaderas sobre los significados esenciales de nuestras vidas.

Para abordar esa cuestión resulta necesario comentar que todo tiene que ver con una Cosmogonía. Dicho concepto deriva del griego κοσμογονία [kosmogonía] y éste a su vez es un derivado de κόσμος [kosmos] ‘mundo’ y la raíz [gi(g)nomai] ‘nacer’) mediante el cual se pretende dar respuesta al origen del universo y de la propia humanidad. Y en relación con el origen y el ser de los humanos, se le hace participe en diferentes cosmogonías de elementos divinos que pueden poseer o no atributos antropomorfos

Así pues, con la cosmogonía se pretende establecer una realidad, ayudando a construir activamente la percepción del universo (espacio) y del origen de dioses, hombres y elementos naturales. A su vez, permite apreciar la necesidad del ser humano de concebir un orden físico y metafísico que permita conjurar el caos y la incertidumbre.

Por ahora, sin fundamentar de manera adecuada y clara, sostenemos la tesis que propone que toda la creación es energía, que todo esta en equilibrio, es lo que es, y es perfecto.[dicha fundamentacion será tratada en otro comentario] solo cabe señalar [dada la vastedad de tan profunda cuestion; y que sin duda es la cuestion de las cuestiones que inquietan a la mente humana y que tiene que ver con la esencia de nuestro ser, el proposito y fin de nuestra existencia] que seres iluminadas por la suprema consciencia del Único Creador, entre los cuales destacan diversos lideres espirituales y filósofos, como El Buda- Quien abundo sobre temas que tiene que ver con la cuestion planteada, al desarrollar la doctrina del despertar, al explicarnos el cómo vivir plenamente, sin miedos. Y él nos dijo: El  dolor es inevitable….pero el sufrimiento es opcional.

Así mismo, el pensador Lao Tse, ese sabio que dio origen la filosofía del Tao “el camino”, nos mostro que un camino de mil millas siempre empieza con el primer paso.

Y Jesús El Cristo, vino a decirnos que Dios si existe.Que en nuestra relación con Él se puede dar atravez del amor.

Y que no busquemos al Padre Creador de todas las cosass y seres que pueblan el universo infinito, en templos de piedra. Y afirmó que “amaras al prójimo como a ti mismo”, y “que solo la verdad nos hará libres”. El vino a dar la vida por nosotros….Pero antes de su partida física nos dejo un montón de frases para que aprendamos a vivir, nos dijo que el vive en nosotros.

Cabe destacar que en las grandes Civilizaciones de la antigüedad, como la de los egipcios, rendían culto a un Supremo Creador, y al universo como su obra.

Sobre los mayas, todo lo que sabemos es poco en comparación de lo que ellos sabían, ellos estaban concientes de que somos parte de un todo. Los indios Hopis tuvieron contacto con seres de otras estrellas y sabían, al igual que los mayas que entraríamos a una era de luz. Los Incas, quienes en sus colosales Arquitectura siempre estaban levantadas mirando hacia el universo [sabian de nuestros origenes celestes, por decir lo menos]. De estas y todas las culturas madre de las civilizaciones antiguas, poseian conocimientos avanzados en cuanto a nuestro ser real, eran sabias, se conocían ellos mismos. Lo anterior es relevante, toda vez que de esas magnificas civilizaciones surgieron seres conscientes de su luz. Nos vinieron a mostrar que el amor es la verdadera religión.

Y de que el amor es lo que une a todos y a todo.

Al respecto el sabio Krisnamurti nos dice: los seres humanos se han preguntado siempre si existe algo trascendente, mucho más real que la existencia cotidiana, pero al no ser capaces de descubrirlo han adorado un símbolo.

Osho te recuerda que eres una obra maestra, no puedes ser mejorado. Que solo tenemos que llegar a realizarnos.

Y cual seriá esa realizacíon sino el despertar de la consciencia, que se inicia con la búsqueda de respuestas verdaderas sobre lo que somos en esencia.

Ahora bien, para iniciar esa aventura del alma, tendremos que entrar en lo profundo de nuestro ser, quemar el egoísmo, vencernos; convertirnos, conscientemente, en reyes de si mismos, brindando amor, fraternidad y solidaridad para con nuestro prójimo, ya que de esa victoria nacerá algo maravilloso, la paz y la armonía social.

Sí todavía estamos vivos, sí todavía tenemos la oportunidad de llegar a conocer esa verdad, demostremos gratitud plena con la existencia….

Solo eso depende de nosotros… intentemos llegar a conocernos en la esencia que somos y debemos realizar para alcanzar la paz en la especie humana toda.

Sobre nuestra esencia, ya comentaremos algunas visiones particulares que tratan de explicarlo.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here