Chihuahua capital… al reencuentro con su identidad

0
12

Como ejemplos de íconos podrían citarse, entre muchas otras magistrales obras la mundialmente conocida Torre Eiffel, de París, Francia; la Estatua de la Libertad, de Nueva York, Estados Unidos; el Monumento a la Revolución, de la Ciudad de México, o incluso la recientemente inaugurada Estela de Luz, de la misma urbe. También son numerosas las obras arquitectónicas o de ingeniería cuyo valor utilitario las ha hecho merecedoras de alta estima y fama; bastaría referir solo a manera de ejemplo algunas como el Puente Golden Gate, de San Francisco, Estados Unidos; el Eurotúnel ferroviario, que bajo el Canal de la Mancha une a Francia e Inglaterra; o el Ferrocarril Chihuahua al Pacífico que conecta a nuestra entidad con el estado de Sinaloa, cruzando por una serie de túneles que atraviesan las montañas de la región tarahumara situada en la Sierra Madre Occidental. Todas estas creaciones, ya sean de índole ornamental o funcional, han adquirido el carácter de verdaderos símbolos del patrimonio cultural porque a partir del momento en que fueron concebidas tuvieron una fuerza intrínseca capaz de perpetuar el reflejo del espíritu social, los valores colectivos y el modo de vivir, en una época y una sociedad determinadas.

Guardando la debida proporción respecto a los casos anteriormente aludidos, es pertinente hacer una reflexión sobre el fructífero proceso urbano del que la Ciudad de Chihuahua ha sido testigo en los últimos años. La visión y el empeño de algunos gobernantes han  transformado la fisonomía de la capital del estado mediante notables acciones urbanas que han embellecido su imagen o mejorado sus condiciones de movilidad, equipamiento y confort. Así, en las dos últimas décadas la Ciudad ha recibido importantes aportaciones materiales como “La Puerta de Chihuahua”, el Periférico de la Juventud, El Parque “El Palomar”, La Plaza y el Monumento del Ángel y el Plan de Movilidad Urbana, este último actualmente en proceso bajo la administración del Gobernador César Duarte Jáquez.

Sin embargo, el más reciente proyecto, y tal vez uno de los que habrá de transformar con mayor vigor tanto la vida económica, social y cultural como el rostro del corazón urbano del centro histórico de la capital de Chihuahua, es el Paso a Desnivel de la Avenida Independencia, iniciado en el mes de Febrero del año 2012. La principal virtud y el gran legado de este magno proyecto encabezado por el Gobierno Municipal del presidente Marco Quezada, radica en su capacidad para detonar las actividades sociales comerciales, religiosas, financieras, culturales, turísticas y políticas que a diario se desarrollan en torno al complejo urbano constituido por la Plaza de Armas, la Avenida Independencia, la Calle Libertad, la Catedral de Chihuahua, el Edificio del Congreso del Estado, varias instituciones bancarias, el Hotel San Francisco y el Palacio Municipal. 

En verdad perdurarán las grandes repercusiones que el recién anunciado paso a desnivel tendrá para el primer cuadro de la Ciudad. Con esta obra se creará un amplio zócalo peatonal recreativo que unirá a la Catedral y la Plaza de Armas con el edificio del Gobierno Municipal y se ramificará en varias direcciones gracias la peatonalización de la Calle Victoria y del tramo de la Avenida Independencia comprendido entre las calles Morelos y Ángel Trías, ya que el tráfico vehicular fluirá libremente por debajo del nivel al que se encuentra actualmente dicha vialidad principal.

Asimismo se crearán accesos peatonales subterráneos para ingresar desde el paso a desnivel a la explanada Catedral-Plaza de Armas-Palacio Municipal, misma que será objeto de una remodelación integral. Además el Palacio Municipal dejará de albergar oficinas administrativas para convertirse en Centro de Convenciones y Museo.

Por su naturaleza, el Paso a desnivel de la Avenida Independencia está destinado a ser uno de los sitios más emblemáticos de la capital, pues más que un paquete de obras de regeneración urbana es un visionario proyecto integral, que brindará a la Ciudad de Chihuahua y a sus habitantes contemporáneos un digno reencuentro con su origen, su historia y su identidad.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here