Celebró el Festival del Centro Histórico al maíz, “alimento del que estamos hechos”

0
30

Una merienda sacrílega se ofreció la noche del martes en el restaurante El Cardenal.

Ese dios que para algunas culturas prehispánicas devino alimento fue devorado en el mencionado refectorio, promotor de la cocina mexicana, en una sintonía de placer efímero por comensales que presenciaron el cierre de la parte gastronómica del Festival del Centro Histórico, que dedicó ese capítulo al maíz: deidad ancestral y metaalimento para el ser humano a lo largo de milenios… de íntima relación con los mexicanos, pues, de las 64 razas que se han identificado, 59 se consideran nativas.

En la sucursal Alameda del mencionado comedor se ofreció un rato de hipnotismo culinario fundamentado en el maíz.

Las probadas para desarrollar el rito de platillos con base en ese producto fueron: una sopa seca de elote, quesadillas de flores de maguey, picaditas de escamoles, quesadillas de haba, sopecitos hidalguenses con tiritas de carne de res y tamales en hojas de acelgas; la parte dulce de la comida fue un panecito de elote con nata y chocolate. Degustación sobre parte de lo que nuestros antiguos digirieron.

Los líquidos que maridaron con la comilona, o para introducir, fueron tequila, ron y agua de semilla posmoderna, es decir, de chía.

“El invento del maíz por los mexicanos sólo es comparable con el invento del fuego por el hombre”, dijo alguna vez Octavio Paz. Y es la frase que usaron los organizadores del festival para promover sus actividades gastronómicas de la 30 edición.

La temática fue Milpa, sustento y alimento. Con el apoyo de la Universidad del Claustro de Sor Juana se llevaron a cabo conferencias, talleres y mesas de diálogo, con la intención de abordar el tema de la milpa y el maíz.

Guillermo Bonfil Batalla dijo que “más que domesticada, la planta del maíz fue creada por el trabajo humano”, parafraseó Marcela Briz, del restaurante El Cardenal en el inicio de la comilona, en las que también en una mesa se expusieron algunas variedades como el zapalote grande, bofo, palomero toluqueño, olotillo, elotes occidentales, tepezintle, tuxpeño, entre otras.

La muestra la montó Cecilio Mota, analista de maíces nativos y recursos genéticos en Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), para quien el maíz es el alimento “del que estamos hecho. Es el centro de nuestro universo”.

El encuentro centró su tema en la milpa y el maíz, para “homenajear a nuestra cultura” con actividades como la de anoche en El Cardenal, con su característico concepto de cocina nacional popular.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here