Bajo la lupa

0
54

Las cuatro gigantes petroleras anglosajonas –Exxon­Mobil, Chevron, Shell y BP–, favorecidas sicalípticamente por la entreguista-masoquista contrarreforma energética Peña-Videgaray-Aspe, usan y/o contratan los “servicios de maquila desinformativa” de ciertas entelequias muy extrañas que operan como caballo de Troya desde México y que rumian utilitariamente sus idénticos engaños: el ITAM (vinculado a dos matrices de EU: el CSIS y el Wilson Center mediante su “instituto (sic) México (sic)” –http://es.scribd.com/doc/157045992/WWC-Mexico-Institute-Advisory-Board– que pre­side el británico Duncan Wo­od, con proclividad de bucanero); IMCO (que exige su implementación fascista); Cidac (financiado por la Fundación Ford y con una nómina de miembros anodinos http://es.scribd.com/doc/182644829/Cidac), y Comexi “asociada” a ExxonMobil (http://es.scribd.com/doc/182484064/Comexi) que opera(ba) tras bambalinas y acaba de salir de su escondite con su excrecencia “Rozental & Asociados”.

Andrés Rozental Gutman integra con el itamita Pedro Aspe la “fuerza especial” del muy influyente Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés), con sede en Nueva York, sobre la “seguridad energética de Norteamérica (sic)”.

Rozental usa sombreros diferentes conforme convenga a sus intereses personales y corporativos –CFR, Chatham House, ITAM, ArcelorMittal, HSBC, ScotiaBank (¡supersic!), “edificio Omega”, Comexi, Rozental & Asociados etcétera (http://diariojudio.com/comunidad-judia-mexico/andres-rozental-diplomatico-de-carrera-embajador-eminente-vitalicio-de-mexico/20109/ –y sentencia perentoriamente, sin saber mucho del tema de los hidrocarburos, que “México requiere una reforma energética transformadora (sic) a fin de evitar quedar excluido (¡supersic!) del crecimiento económico acelerado (sic) que ha generado la revolución (¡supersic!) de este sector” (Notimex, 6/8/13).

¿Cuál “revolución”? ¿La de la burbuja del shale gas (gas esquisto/lutitas) a punto de ser desinflada por los excelsos ambientalistas de EU debido a los efectos deletéreos del fracking (ver Gasland I: http://www.youtube.com/watch?v=VEaNLaSFFl8 y Gasland II: http://vimeo.com/70863819)?

La entelequia dual Comexi-Rozental & Asociados, con obscenos intereses locales-regionales-globales muy bien detectados y que se arroga una mágica inmanencia “energética”, elaboró su interesado informe (sic) México ante la revolución energética que se resume en la simple y llana claudicación de la soberanía energética mexicana. Ante el inminente (no inmanente) estallido de la burbuja de la seudorrevolución del shale gas, ni siquiera se actualizaron con el reporte del Centro Belfer de la Universidad de Harvard (ver Bajo la Lupa, 30/10/13).

Rozental espeta que “si México no trabaja en este momento en dicha reforma, vamos a perder el tren, de manera que en el corto plazo se comenzarán a ver efectos negativos en el mercado (¡extrasupersic!)”.

ExxonMobil-Comexi-Rozental & Asociados reiteran las mismas ominosas amenazas de Bloomberg y Luis Téllez Kuenzler –(¿ex?)representante del bushiano Grupo Carlyle– sobre la dislocación del “mercado” en caso del rechazo a la contrarreforma Peña-Videgaray-Aspe: fuga de capitales, devaluación del peso y desplome bursátil. ¡Déjà vu!

Más allá de que Rozental haya sido el presunto cabildero –al unísono de su medio hermano, el fugaz ex canciller foxiano Castañeda Gutman– de la estremecedora visita de Peña y Videgaray a las oficinas de The Financial Times –socio en el Grupo Pearson de la revista The Economist controlada por los banqueros Rothschild con la petrolera BP y el megabanco HSBC–, llama la atención que se arrogue la inmanencia unilateral de “desmitificar lo que implica elaborar esta reforma”. ¡Qué filantropía celestial! Los puntos de vista interesados de Rozental con sus diferentes sombreros –ArcelorMittal, HSBC, ScotiaBank, Edificio Omega y Rozental & Asociados– son los mismos vertidos por CFR, Wilson Center, Comexi, ITAM, IMCO, Cidac: “La demanda energética global crecerá un tercio entre 2010 y 2035, por lo que México no puede desaprovechar la oportunidad de ‘montarse’ en la nueva industrialización de Norteamérica (sic)”; que conste: ¡No de México!

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en el foro México-Summit 2013, el jueves pasadoFoto María Rozental rumia la aburrida mendacidad de que “el proceso de industrialización es impulsado principalmente por la revolución (sic) energética encabezada por EU que podría (sic) convertirse en la nueva Arabia Saudita”, en referencia al tóxico shale gas que está siendo “desmitificado” en el mundo entero. Perturba el nuevo concepto geoenergético-geopolítico de “Norteamérica (sic)” manejado por EU y sus operadores en México a grado tal que la senadora Dianne Feinstein “declaró a Canadá y a México” como parte de la “seguridad del hogar” de los “mapas del Senado de EU” (http://rt.com/usa/mexico-canada-us-homeland-961/). Por cierto, la senadora, de nombre completo Dianne Goldman Berman Emiel Feinstein, goza de una gran cercanía con Israel y es probable que allane el paso siguiente para la incrustación del “México neoliberal itamita” al esquema del Comando Norte para garantizar la “seguridad del hogar estadunidense” de los hidrocarburos en las aguas profundas del Golfo de México que se pretende rebautizar como “Golfo de EU” (Bajo la Lupa, 30/10/13). Un “socio (sic) director” de Rozental & Asociados, Ernesto Marcos Giacoman, anodino ex director de Nacional Financiera y “experto” del Wilson Center, hoy a cargo de otra entelequia “Marcos y Asociados” (entre cuya lista de “clientes” se encuentran Chevron y Repsol http://www.marcos.com.mx/clients.html), abundó sobre la “investigación (¡supersic!)” y los “retos para México (sic)”. ¿Cuál “investigación”? ¿Dónde están su estudio de campo, su metodología y sus hallazgos contrastables? ¡Pura mendacidad basada en un vulgar plagio del documento del clásico asalto pirata del Wilson Center (Bajo la Lupa, 21 y 24/7/13)!

Los representantes clientelares de las petroleras foráneas, Comexi-Rozental & Asociados (con ExxonMobil) y Marcos y Asociados (con Chevron y Repsol) abultan antiambientalmente la magia del shale gas y la imperativa necesidad del cambio del “modelo energético” para que México se abra a la “competencia”. Será más bien a la incompetencia. En la fase presente, si el “México neoliberal itamita” se “abriera” alocadamente sería presa fácil de las petroleras anglosajonas con mayores recursos tecnológicos y financieristas vía los megabancos que los controlan (v. gr. HSBC, presuntamente vinculado a los legendarios banqueros Rothschild y a su supuesto hombre de paja: el megaespeculador George Soros).

A toda la fauna entreguista antimexicana le ha dado por usar laxamente el terminajo “competitividad” cuando el “México neoliberal itamita” se ubica en un lastimoso lugar 55 del ranking mundial. En las fases respectivas de desarrollo de EU y México, al primero le conviene un precio bajo del barril de petróleo, mientras al segundo le beneficia un precio alto.

Hoy por hoy la (re)clamada “seguridad energética de Norteamérica” –controlada por EU con sus socios mercantiles Canadá (con canadienses) y México (sin mexicanos, pero con muro de la ignominia, drones y patrulla fronteriza)– favorece unilateralmente a Washington y perjudica más que nadie al “México eterno”. As simple as that.

www.alfredojalife.com Twitter: @AlfredoJalife Facebook: AlfredoJalife

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here