Aún se concibe a la homeopatía como una terapia alternativa

0
26

 

Sobre el tema, la doctora Guadalupe Cañas, especialista en homeopatía, señaló que a pesar de que ésta carece de efectos secundarios y es de bajo costo, no se ha logrado que la sociedad deje de verla como una terapia alternativa.

 

Explicó que aunque los medicamentos se elaboran a partir de sustancias de origen vegetal, mineral y animal, no son de los conocidos como productos naturistas, sino conforman un arsenal terapéutico elaborado a partir de bases científicas.

 

De hecho, apuntó, los homeopáticos están incluidos en la clasificación de medicamentos de la ley, definidos por ella como “toda sustancia o mezcla de sustancias de origen natural o sintético que tenga efecto terapéutico, preventivo o rehabilitatorio y que sea elaborado de acuerdo con los procedimientos de fabricación descritos en la farmacopea homeopática de los Estados Unidos Mexicanos, en las de otros países u otras fuentes de información científica nacional e internacional”.

 

Los otros tipos de medicamentos también reconocidos por la ley son los alopáticos y los herbolarios.

 

La especialista en anestesiología por la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México y en homeopatía por la escuela de posgrado de Homeopatía de México comentó que cerca de 500 millones de personas en el mundo siguen algún tratamiento homeopático, aunque persisten mitos alrededor de este método.

 

Detalló que la homeopatía es una ciencia médica basada en el principio de similitud para tratar las enfermedades que aquejan al ser humano. Este principio fue enunciado por Hipócrates como una de las formas de curar males, pero apenas en el siglo XIX que se planteó como una opción en el mundo de la medicina, a partir de los trabajos del médico alemán Samuel Hahnemann.

 

También refirió datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según los cuales la homeopatía se practica en varios países con gran aceptación. Resaltan, entre otros, los europeos y asiáticos como Alemania, Francia, Inglaterra, Italia e India.

 

Respecto a las medicinas, la experta comentó que las sustancias empleadas en la producción de principio activos son diluidas y dinamizadas, procedimiento por el cual obtienen sus propiedades curativas y sus ventajas, principalmente la de no provocar efectos secundarios ni tener contraindicaciones, y ser aptas para todo tipo de pacientes.

 

Para comercializarse, las formulaciones deben contar con un registro sanitario y para ello acreditar ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios que cumplen con los requisitos de elaboración, envasamiento y publicidad.

 

El Reglamento de Insumos para la Salud señala que se deben someter a pruebas de estabilidad por aspecto físico y estudios microbiológicos. También indica los ingredientes prohibidos en la formulación de un medicamento homeopático, como procaína, efedrina, yohimbina, chaparral, germanio, hormonas animales o humanas, entre otras sustancias que tengan actividad hormonal o antihormonal.

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here