Acertada, la crítica de la OCDE a la evaluación educativa, dicen especialistas

0
34

Lucía Rivera, profesora investigadora de la Universidad Pedagógica Nacional, estimó que los resultados presentados por el organismo multinacional –en los que señala que el actual modelo de evaluación se ha convertido en un “instrumento de medición y rendición de cuentas”– son la “crónica de un fracaso anunciado”.

Agregó que no es sorpresivo que se reconozca que “el sistema de evaluación en México fracasó, más aún, faltó decir que sigue el gasto inútil de la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (Enlace), que no está consiguiendo lo que se supone que busca”.

A esto se suma, indicó, la existencia de una “práctica perversa” que ha pretendido simplificar la tarea y el trabajo profesional que realizan los docentes, para “limitarlo a un mero entrenamiento para realizar pruebas estandarizadas”.

Aprovechen recomendaciones

En entrevista por separado, Carlos Muñoz Izquierdo, ex director del Instituto de Investigaciones para la Educación, de la Universidad Iberoamericana, y catedrático de esa casa de estudios, enfatizó que es necesario “tomar en consideración las recomendaciones de la OCDE, aunque esto implique un nuevo enfrentamiento con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación”.

Desde hace años se ha demandado un sistema de evaluación nacional, explicó, con bases sólidas para el mejoramiento del sistema educativo. “Antes de Enlace hubo varias propuestas, estudios en los que se señalaba que era posible evaluar la labor docente, pero esto implicaba hacer trabajo de campo en el aula, que es donde ocurre el proceso educativo, pero no se le dio seguimiento porque demandaba muchos recursos”.

Y la prueba más evidente del fracaso de Enlace, afirmó, es que “si fuera bueno, le serviría al maestro para lograr sus propósitos de aprendizaje, pero se le centra en aplicar conocimientos generales para responder a preguntas generales, con una visión muy simplificada”.

Prueba perniciosa

En su informe, la OCDE advierte que el logro educativo de México se encuentra entre los más bajos de los países miembros del organismo, pues siete de cada 10 habitantes de entre 25 y 64 años de edad no ha concluido el bachillerato, mientras en las naciones más desarrolladas los mismos alcanzan 73 por ciento.

Los investigadores coincidieron en que es necesario que el próximo gobierno federal sea “sensible” a las recomendaciones presentadas en el informe, porque “no podemos olvidar que tenemos encima la evaluación universal de los docentes de secundaria, y si no se detiene esta prueba, perniciosa a todas luces, lo que en realidad se demuestra es que no hay voluntad política para hacerlo ni interés en mejorar la educación en nuestro país”, advirtieron.

La Jornada

0/5 (0 Reviews)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here