JOSÉ BRONCO VENEGAS, una estrella en el firmamento del canto popular chihuahuense

Este cancionero chihuahuense, cuyo verdadero apellido era Montaño, nació en el municipio de San Buenaventura, a juzgar por los datos proporcionados al autor por su amigo y compadre don Leonardo Esquivel, quien lo conoció en lo que fue la hacienda de El Carmen, hoy Flores Magón, Chih. Su padre, don José Montaño, era trovador y trabajó, entre otros lugares similares, en el Tony’s Bar, en la Ciudad de Chihuahua.

Luego de trasladarse a la ciudad de México, en busca de mejores derroteros, participó con su presencia y voz en algunas películas, pero hay la versión de que tuvo un altercado con el ídolo de entonces, Pedro Infante, a quien presuntamente golpeó, siendo esa la causa de que José quedara fuera de toda posible proyección. En su disco de larga duración, donde vienen títulos de canciones como Flor silvestre, No soy monedita de oro, La noche y tú, Grítenme piedras del campo, La vida alegre, Rogaciano, Paloma sin nido, Los camperos, Sufriendo a solas y Tu enamorado, se señala que

… en su generalidad la canción mexicana reviste dos aspectos fundamentales: la tierna y apasionada melodía que surge ante el sentimiento del amor o la recia y brava estrofa que, henchida de hidalga altanería, dice de las alegrías y tristezas que viven en el corazón del hombre sencillo y leal que en la distante quietud del rancho también sabe expresar su íntimo sentir. En ambos casos un generoso torrente de inspiración y música va necesariamente aunado a ese exaltado medio de expresión vital y humano que es el canto popular. En estas canciones viriles, existe un poderoso y emotivo espíritu que es bálsamo –en muchas ocasiones- de corazones doloridos por el desengaño. También en ellas se encuentra la trova galante que junto a la forjada ventana de la amada emite el ranchero enamorado durante la rústica y siempre encantadora serenata. Una voz enérgica y vigorosamente timbrada, que en sus acentos deja saber la proverbial hombría del mexicano, es necesaria para dar su color particular a esta lírica espontánea. En este disco se cuenta con la presencia artística de José Venegas, El Bronco, quien ha logrado interpretar fielmente el sentir hondo y fuerte de nuestras canciones.

A la muerte de José Venegas en la década de los sesenta, según dijo públicamente la cancionera Alicia Juárez en 1978, el compositor José Alfredo Jiménez vivió un breve romance con la viuda de El Bronco, lo que dio origen al nacimiento de la canción Que te vaya bonito, cuando por ese motivo Alicia amenazó con dejar al célebre compositor guanajuatense. Sea como fuere, en materia de cancioneros populares nacidos en esta entidad, el nombre de José Bronco Venegas debe agregarse a los de Miguel Aceves Mejía, Francisco Charro Avitia y Carlos Isaac Lara, como los más bien marcados en el firmamento del canto popular masculino chihuahuense.

“El Bronco pudo llegar a ser mas de lo que fue, pero le dio por imitar a grandes como Jorge Negrete y ahí se acabó su proyecto artístico.” (JOSÉ GUADALUPE DÍAZ).


rssfeed
Email Drucken Favoriten Twitter Facebook Myspace Stumbleupon Digg MR. Wong Technorati aol blogger google reddit YahooWebSzenario

Agregar un comentario


Security code
Refrescar

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Ultimas Noticias

  • cultura2
Banner